A pesar del empate, algo vibra en el deporte salinero

Homenaje del club local a los olímpicos Luis Corchete y Daniel Cánovas Colón en la previa del SC Torrevieja 3-3 Dolores

Álbum, pinchando sobre la foto

Algo vibra en el deporte salinero cuando en los prolegómenos del partido iba siendo complicado encontrar una butaca libre con sombra. A pesar de ser el primer encuentro de la corta historia del SC Torrevieja en Primera Regional, la expectación continúa germinando y se notó en la considerable afluencia de público.

Luis Manuel Corchete y Damiel Cánovas, con la concejal de deportes, Diana Box y miembros de la directiva del SC Torrevieja CF

En la previa, el club local homenajeó a los olímpicos Luis Manuel Corchete (50 kilómetros marcha) y Daniel Cánovas Colón (técnico del equipo nacional femenino de Perú de Vela 49erfx). Ambos efectuaron el saque de honor y recibieron sendas camisetas del club personalizadas de manos de la edil de deportes Diana Box y del presidente del SC Torrevieja Cayetano Sánchez Butrón.

A este gesto fraternal y de altas miras le sucedió una batalla deportiva de poder a poder en la que un correoso y meritorio Dolores tuvo contra las cuerdas al equipo salinero en una media hora inicial rotunda. Los visitantes cercenaron las vías de penetración salineras y sus estiletes cabalgaron con turbo hasta el 0-2, guarismo que pudo noquear a un equipo salinero que aún debe espabilar frente a ciertos rigores de la categoría.

Pero algo vibra en el deporte salinero cuando (si brincamos en una elipsis temporal hasta a la recta final del choque) constatamos que el joven equipo rival intentaba arañar segundos al crono en cada lance e incluso en la celebración de los goles. Por momentos el cuadro forastero dio no por bueno sino por excelso el empate, como si de una medalla olímpica se tratase. A ello se debe el marchamo de “gallito” que acompaña al Torrevieja, aunque en esta liga por el momento todos se han mostrado capaces de tumbar a todos.

Retornando al punto en el que el Torrevieja había besado la lona con 0-2 desfavorable, a pesar del calor sofocante y del sol ligeramente en contra, los jugadores del técnico local Carlos Pérez se armaron de la responsabilidad necesaria para neutralizar antes del descanso. Una buena internada de Fredrik por la izquierda, seguida de la pelea de Liam, preludiaron el primer tanto de Manu Pérez Amores, que demostró los muchos registros que domina, adueñándose progresivamente de la batuta del encuentro. Y un hábil de eslalon de Cristian volvió a habilitar a Manu Pérez, que lleva tanto veneno en las botas que su centro chut acabó trepanando las telarañas de la meta de Mani. Del posible K.O. a volver a sentir los aplausos en la grada.

Tras el descanso y el triple cambio salinero el decorado cambió. La menor efusividad visitante y la inversión de la molestia solar se tradujeron en un mayor dominio local. Josué presionó a Iker, que marcó en propia puerta estableciendo el 3-2, e Ismael estrelló un balón en el palo que pudo sentenciar el choque. Pero fue el Dolores quien mediante un eléctrico Aarón firmó un 3-3 que no fue inmerecido. Cases marró de cabeza dos servicios calcados de Manu
Amores desde el flanco diestro y no hubo tiempo para más. La afición visitante festejó el empate y consultado algún aficionado a título particular, reconocieron haber disfrutado de un gran espectáculo brindado por las dos escuadras, ponderando en especial, en la segunda mitad, el juego por las bandas torrevejense, cuyos automatismos y calidad remiten a superiores categorías.

En definitiva, algo vibra en el deporte salinero cuando a pesar del teórico traspiés los dos equipos saludaron deportivamente al colegiado, con una fuerte ovación de fondo a los jugadores. Poco importó que se trate de un colectivo que, entre sanciones y lesiones, dista bastante de estar al 100%. Se disfrutó de un derroche de energía y goles que dejó ganas de conocer el próximo capítulo de esta emocionante historia. Está todo por hacer, lo cual quizá sea posiblemente lo mejor…Etiquetar las aspiraciones y obcecarse en ellas antes de enfocarse en el próximo entrenamiento y en el próximo partido solo puede llevar a frustrarse…Pero sin duda, algo vibra en el SC Torrevieja Costa Blanca.

SC Torrevieja 3-3 Sporting Dolores

SC Torrevieja: Ramón, Manuel (Lucas ’73), Álex, Ismael, Sami, Cristian, Kevin, Arias (Cases ’53), Fredrik (Josué ’53), Manu Pérez Amores, Liam (Gonzalo ’53)

SP Dolores: Mani, Maciá, Pablo (Giorgi ’84), Iker, Fuster, David (Hurtado ’62), Raúl, Marcos, Óscar (Aarón ’56), Miguel Ángel, Bine

Árbitro: Oltra Gea. Amarillas a Fredrik por los locales, y a los visitantes Pablo, David, Aarón y Georgi. Campo: Esteban Rosado
Goles: 0-1 Bine, min. 16; 0-2 Óscar, min. 36; 1-2 Manu Pérez Amores, min.42; 2-2 Manu Pérez Amores, min 45; 3-2, Íker (propia puerta) min.60 ; 3-3 Aarón, min.64

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: