Adiós al pasaporte Covid y la limitación de comensales en la hostelería en la Comunidad Valenciana a partir de hoy

El certificado de vacunación solo se exigirá a partir de mañana para acceder a las residencias de mayores y centros sociales

Adiós al pasaporte Covid y la limitación de comensales en la hostelería en la Comunidad Valenciana

El presidet Ximo Puig, junto a la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Isaura Navarro

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado el fin de las principales restricciones sanitarias existentes en la Comunitat Valenciana, a partir de este martes 22 de febrero. Así lo avanzó tras la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la COVID-19, en la que fue acordada la supresión de las principales restricciones vigentes, excepto el uso de la mascarilla en interiores y cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad, y la prohibición de fumar en terrazas.

En concreto, el jefe del Consell ha explicado que decae la exigencia del pasaporte COVID en todos los establecimientos, excepto en las residencias y los centros sociales para proteger a la población más vulnerable; así como la limitación de diez comensales máximo por mesa, y la separación de metro y medio entre las mesas de los locales de hostelería.

Respecto de la exigencia de disponer de pasaporte COVID para acceder a residencias y centros sociales, el president ha señalado que solicitará al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana la autorización para mantener la medida a partir del 28 de febrero, fecha hasta la que ya había sido autorizada.

Durante su intervención, en la que ha estado acompañado por la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Isaura Navarro, Ximo Puig ha señalado que tras 700 días desde el inicio de la pandemia, «comienza un nuevo tiempo» en el que «vacuna, mascarilla y sentido común» serán las tres «grandes defensas para el nuevo ciclo».

Asimismo, ha asegurado que se va a mantener especial vigilancia sobre la COVID persistente y sobre los efectos en la salud mental.
El president ha insistido en que la pandemia «no ha acabado», por lo que ha señalado la necesidad de mantener la prudencia en un nuevo ciclo de «reactivación post-pandemia». En este sentido, se ha referido al comienzo de un calendario de fiestas en un «marco de práctica normalidad» que favorecerá la «recuperación emocional».

Del mismo modo, ha destacado que durante toda la pandemia la Generalitat ha adaptado las medidas aprobadas a las necesidades de cada momento, para cumplir con el compromiso de «no mantener las restricciones más allá de lo necesario». Por ello, y dada la evolución «favorable» de la pandemia, y el avance «sustancial» en la vacunación, el president ha justificado la supresión de las medidas restrictivas.
Respecto de la vacunación, el responsable del Consell ha valorado que el pasaporte COVID haya propiciado la inmunización de 91.000 personas que no habían sido vacunadas. Además, ha recordado que la Comunitat Valenciana se encuentra por encima de la media española en todos los grupos de edad, y casi 10 puntos por encima en vacunación pediátrica, y ha especificado que el 96,6% de las personas mayores de 60 años y el 94,5% de las mayores de 70 ya tienen la dosis de refuerzo.

Por último, ha mostrado su agradecimiento por la ayuda prestada, durante los dos últimos años, por todas las empresas, personas autónomas y trabajadores; así como por el «enorme esfuerzo» que realizan los 65.894 profesionales sanitarios de la Comunitat Valenciana, y por la «unión y responsabilidad» de toda la sociedad valenciana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: