Ander Martín y Enrique Alhambra, en las temporadas de sus saltos de calidad

Asumen el presente y, sobre todo, el futuro de sus respectivas disciplinas deportivas.

Ander Martín y Enrique Alhambra, en las temporadas de sus saltos de calidad

Ander Martín y Enrique Alhambra

Durante las últimas temporadas, han dado muestras de sus virtudes y condiciones. Han justificado el porqué de la confianza que recae sobre ellos. Ahora, están obligados a dar un paso adelante. A experimentar un salto de calidad. Ander Martín (Torrevieja, cumplirá 22 años en mayo), para empezar a asomarse a las convocatorias de la selección española absoluta de remo. Enrique Alhambra (Paterna, alcanzará la mayoría de edad en junio), para confirmar que puede erigirse en el gran abanderado de la natación paralímpica valenciana e, incluso, en uno de los grandes reclamos a nivel nacional.

En su última campaña como sub-23, Ander Martin se traza retos mucho más ambiciosos que los propios eventos de su categoría de edad. En pocos días, del 8 al 10 de abril, el remero torrevejense afronta en Banyoles, Girona, el llamado Open de primavera, un evento clave a la hora de delimitar la composición de los barcos españoles en las grandes competiciones internacionales de carácter absoluto: Copas del Mundo, Europeo y Mundial. “Yo y mi compañero, el andaluz Gonzalo García Ferrero, aspiramos a ser la segunda mejor pareja española en la modalidad de 2 sin timonel. Actualmente, el dúo formado por Javier García y Jaime Canalejo, que fueron olímpicos en Tokio, están, todavía, un peldaño por encima. Pero la segunda plaza está muy abierta. Nuestro objetivo es ser los segundos en este Open de primavera para aspirar a formar parte de la embarcación española en la prueba de 4 sin timonel para los grandes torneos absolutos de este año; sobre todo, el Europeo, previsto en agosto, y el Mundial, fijado para finales de septiembre”, explica Ander Martín.

En el caso de que el deportista alicantino no pueda acceder a las embarcaciones que defenderán al remo español en los grandes certámenes absolutos de este año, el objetivo pasará a centrarse en el Mundial sub-23 (finales de julio en Italia) y en el Europeo sub-23 (principios de septiembre en Bélgica). El pasado año, Ander Martín ocupó la segunda plaza en la final B (la octava posición en el global de la competición) en la prueba de 2 sin timonel. Un logro de mérito y alcanzado tras una milagrosa remontada en los últimos 500 metros. “Si, al final, disputamos los torneos internacionales sub-22, hay que mejorar lo del pasado año. Y mejorarlo significa ser finalista A, ser una de las seis embarcaciones de la final A. No obstante, vamos a por todas y vamos a intentar hacernos un hueco en el combinado español absoluto. Todo el trabajo de tantos años y, sobre todo, el estar lejos de casa y de los tuyos (Ander está en Sevilla desde septiembre de 2018) sólo tiene sentido si vas logrando conquistas”, señala el remero torrevejense.

Por su parte, Enrique Alhambra ya ha superado la decepción de quedarse fuera de los Juegos Paralímpicos de Tokio. El joven nadador adaptado valenciano (clase S13, discapacidad visual) persiguió hasta la extenuación la marca mínima exigida. En mayo de 2021, la acarició más que nunca. Sólo una centésima le separó del crono soñado en los 100m espalda. “Aunque el tiempo se agotaba, todavía quedaban eventos y oportunidades, pero me bloqueé. No sé la razón, pero mi mente dejó de confiar. Curiosamente, cuando ya el plazo para lograr las mínimas había concluido, durante el fin de semana del 17 y 18 de julio, conseguí en Elche dos mínimas, en los 100m mariposa y en los 100m espalda. Pero repito, ya era tarde. En ese momento, tampoco me fustigué demasiado. Asumí que no estaría en Tokio y me animé pensando en que todavía me quedaba mucha carrera por delante”, recuerda Alhambra.

Con la llegada de 2022, todo ha cambiado para Alhambra. En esta ocasión, el deportista FER se ha asegurado, por la vía rápida, su presencia en el gran evento internacional del año, el Mundial que se disputa en junio en Portugal. El pasado mes de diciembre, el joven nadador valenciano conquistaba, de nuevo en los 100m espalda y en los 100m mariposa S13, las marcas exigidas para el certamen universal. Y las refrendó a finales de febrero, durante el transcurso del Trofeo Internacional Diputación de Barcelona. “Ahora, con el billete mundialista garantizado, ya estoy mucho más tranquilo. Quiero que este Mundial de Portugal sea mi gran momento. Una especie de trampolín. Por supuesto, me planteo estar en las finales de mis dos pruebas principales. Y, a partir de ahí, no renuncio a nada”, comenta, para finalizar, Enrique Alhambra.

FUENTE: Foment Esportives amb Reptes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: