Autores de Santa Fe (Argentina) y Cantabria, ganadores del XIII Concurso Internacional Ars Creatio «Una imagen en mil palabras»

El fallo del jurado se anunció en la presentación de la revista de otoño 2021

Álbum, pinchando sobre la foto

Antonio Sala Buades

Aunque el mes de septiembre, con las actividades programadas para la Mednight en las que participó la asociación, fue de una especial intensidad, con la presentación de su revista trimestral dio comienzo oficialmente el otoño de 2021 para la Asociación Cultural Ars Creatio.
El Palacio de la Música acogió el viernes 8 de octubre, a las 20.00 horas, el acto en que se hizo público el contenido del número 64 de esta publicación, así como el fallo del jurado de la decimotercera edición del concurso literario «Una imagen en mil palabras», que este año recuperaba protagonismo para los escritores de habla hispana de todo el mundo. Asistió la concejal Diana Box.

Uno de los miembros del jurado y también directivo de la entidad, José Miguel Toro Carrasco, fue quien, en tono distendido, se dirigió los presentes para informar de la revista, acercándoles su contenido y manteniendo el interés del inminente lector por cada uno de los artículos. Resultó fundamental la colaboración de Antonio Ruiz en el apartado técnico.

La portada es obra del joven artista visual torrevejense Borja Cabezas Miguel, que actualmente está estudiando Bellas Artes en la Universidad de Murcia y ha visto publicado su trabajo en Flamantes 12 y Hago cosas (2018), además de ser seleccionado este mismo año en la convocatoria de Artes Visuales en el 29.º certamen de creación artística Creamurcia. Su dibujo está dedicado a la tía Roqueta, protagonista de una de las leyendas marineras más populares de nuestra ciudad. Como es habitual, las secciones son amenas y variadas.

En el capítulo de ciencia, Francisco José García Nieto trata sobre el enorme poder de los agujeros negros; y Manuel Sánchez Angulo informa de los avances en el intento de encontrar un fármaco contra el coronavirus. En cine, Marco Antonio Torres Mazón, con su habitual pericia, dedica un sentido texto a la película Siete novias para siete hermanos, y en concreto a su protagonista, Jane Powell, recientemente fallecida. Amparo Moreno Viudes escribe sobre las palabras de la mar, ampliando y detallando su conferencia del XIII Ciclo «Torrevieja y el Mar», que inspiró los dibujos del portadista Borja Cabezas.

El apartado poético corre a cargo de Francisco Serrallé (en su primera colaboración con esta revista), José Antonio Pamies, Modesto González Lucas, Rafa Caricio y Rosalía Estela Salas. El del relato cuenta con Manuel Pérez García, Rafa Caricio, Miguel S. Juaneda y Pilar Álvarez del Manzano. Y en teatro, Javier Nieto Roca publica la Arenga de la salida de Aníbal hacia Roma, representada para esta edición de las fiestas históricas de Carthagineses y Romanos. Con las noticias del verano recién terminado, Antonio Sala, Ana Meléndez y María Luisa Molina continúan escribiendo la historia de la asociación.

Como ya se ha indicado, este número contaba con el aliciente añadido de la publicación de los dos relatos ganadores de la decimotercera edición de «Una imagen en mil palabras». Sobre este concurso habló al público Antonio Sala, que transmitió su agradecimiento a la empresa Aguas del Arco Mediterráneo (AGAMED), en la persona de su responsable del departamento de Desarrollo Sostenible, Concha Torres, asimismo presente en el Palacio de la Música.

Con la destacada participación de AGAMED, apoyo fundamental en la vuelta de este certamen al panorama literario hispanoamericano, las dos fotografías de Ana Meléndez tenían el agua y el Mediterráneo como fondo principal. Desde el pasado mes de marzo, en que se anunció su puesta en marcha, hasta finales de julio, en que se cerró el plazo de recepción, entraron en concurso 263 relatos (152 correspondientes a la foto 1 y 111 a la foto 2) de exactamente mil palabras, como se requiere, de casi todas las provincias españolas y de otros veintidós países, con mayoría de Hispanoamérica, como es natural por afinidad de la lengua.

El jurado, compuesto por Antonio Sala, María Benavent, José Miguel Toro, Belén Samper y María Imbernón, después de puntuar todos los relatos, seleccionar a los primeros de cada foto y establecer la deliberación final, acordó dar los premios de la siguiente manera:

Foto 1: El último pasajero, de Fernando Callegari (Villa Constitución, Santa Fe, Argentina).

Foto 2: Migración, de Eva Lázaro Lafuente (Cartes, Cantabria, España).
Ambos relatos fueron leídos respectivamente, con una adecuada selección musical de José Manuel Pedrero, por Juan Antonio López Jordán y María Luisa Molina Gallego, asimismo directivos de Ars Creatio.

Es de destacar el esfuerzo de ambos, dada la preparación de próximas actividades o la reciente terminación de otras (como el caso de María Luisa Molina en la organización de Mednight), por reservar un tiempo a unas lecturas que resultaron impecables y realzaron la calidad literaria de los textos premiados.

Como final del acto, subió al escenario la presidente de Ars Creatio, Josefina Nieto, que hizo entrega de sendos obsequios a Borja Cabezas (portadista de este número) y Marisol Cos (actriz en la presentación de la pasada entrega de verano), además del logo de sal de la asociación a quien suscribe, como reconocimiento a su labor en el certamen «Una imagen en mil palabras». De parte del receptor del preciado objeto cuajado cabe, por tanto, reiterar, ahora públicamente, su agradecimiento a los compañeros de directiva —que bien callado se lo tenían—, con el mayor deseo de una larga vida al concurso emblema de Ars Creatio. La alta participación de cada edición y la fuerza demostrada en su regreso así lo hacen augurar.

El otoño no ha hecho sino comenzar para Ars Creatio. El próximo fin de semana se repondrá, en matinales sabatina y dominical, la ruta histórica teatralizada sobre el terremoto de 1829. El día 30 ofrecerá, en representación teatral, uno de los episodios de las famosas Historias para no dormir del gran Narciso Ibáñez Serrador. Y como cada mes de noviembre, la Semana de la Ciencia. Una luz otoñal que no dejará de lucir para la asociación y para la cultura torrevejense.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: