Benijófar ya tiene el campo de fútbol de césped artificial

Tras pasar casi tres años cerrado después de que se detectaran deficiencias importantes apenas un año después de que se inaugurara la obra
La rehabilitación ha costado 441.126€, que ha sufragado el Fondo de Empleo y Sostenibilidad Local.  La obra del campo de fútbol, inaugurada en 2007, tuvo un coste de más de 1,2 millones de euros y fue realizada por AROSA, empresa que se
encuentra en concurso de acreedores.  Durante el tiempo que el campo ha estado cerrado, los alumnos de la Escuela de Fútbol han tenido que desplazarse a entrenar y jugar en las localidades de Rojales y Formentera del Segura. El alcalde de Benijófar, Luis Rodríguez Pérez, anunció  que el campo de fútbol de césped artificial del municipio, que ha estado cerrado desde noviembre de 2008, ya ha concluido su rehabilitación y está disponible para sus vecinos, así el nuevo equipo de fútbol que se ha creado en la localidad y que jugará en 2ª Regional (grupo XVI) y los equipos juveniles y femenino ya están entrenando desde hace una semana. “Este año por fin, los alumnos de la Escuela de Fútbol de todas las categorías podrán disfrutar de un campo de fútbol en perfectas condiciones después de que durante los últimos tres años hayan tenido que desplazarse a los municipios de Rojales y Formentera para entrenar y jugar”, añadió el Alcalde, que accedió al cargo tras las pasadas elecciones municipales. La obra de rehabilitación, que ha tenido un coste de 441.126€, ha sido sufragada por el Fondo de Empleo y Sostenibilidad Local ya que la empresa que ejecutó el proyecto inicial, y que entregó en febrero de 2007, cuando gobernaba elPSOE, sólo dio un año de garantía y actualmente se encuentra inmersa en un proceso de concurso de acreedores.
Antecedentes
En febrero de 2007, el Ayuntamiento recepcionó las obras del campo de fútbol por parte de la empresa Asfaltos Reunidos y Obras, SA (AROSA), unas obras que tenían garantía de un año y que habían costado algo más de 1,2 millones de euros. Apenas había transcurrido ese período se empiezan a aprecian deficiencias que se agravan en noviembre de 2008 cuando se detectan humedades, graves depresiones en una amplia zona del campo que se suma a la aparición de grandes grietas en las calles aledañas al terreno de juego. A partir de ahí se realizan una serie de pruebas para determinarlas causas que habían provocados estos daños y cuáles habían sido los factores que habían influido para causarlos. Los resultados de esos estudios fueron que la inestabilidad del campo de juego y su deterioro se había producido por el uso de rellenos inadecuados. A este fallo en el terreno se sumaba la presencia de agua filtrada a través de las roturas en la red de riego y por las fisuras producidas en el campo así como por la aparente inexistencia de drenaje en los muros de contención. La primera medida que se llevó a cabo fue la demolición de los muros de hormigón armado dañados y la ejecución de unos nuevos, dada la gravedad de la situación, y posteriormente se ha procedido a arreglar el hundimiento y las depresiones, estabilizar los terraplenes vaciando por completo el relleno existente y compactándolos posteriormente con material adecuado; reponer las aceras y demás servicios afectados como el abastecimiento de agua potable, telefonía y alumbrado público; mejorar el drenaje del campo; desmontar y montar de nuevo el césped artificial y otros equipamientos existentes como la colocación de las torres de iluminación, equipamientos deportivos y vallados que se encontraban en las zonas donde se habían producido los hundimientos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: