Bonoconsumo “picaresca” o equilibrio 

Calle Ramón Gallud, una de las principales arterias comerciales de Torrevieja

Uno de los diarios más influyentes a nivel provincial, publicaba ayer a toda plana una noticia en la que destacaba la “picaresca” que se está llevando con el bonoconsumo, algo que a los que conformamos Apymeco nos ha sentado cómo se dice vulgarmente “como un tiro”.

En primer lugar porque antes de escribir en un diario de la influencia mediática que tiene este medio,  debería primero de consultar con quién en este momento está realizando un trabajo,  que no es precisamente para su asociación, sino para todos los comercios y hostelería de Torrevieja y que le hubiera explicado que cada bonoconsumo pasa dos filtros el de la plataforma “Impronta” y de la propia gestión de Apymeco que está realizando con  un trabajo gestión e información diaria, con un dinero público que todos deben conocer que su mal uso está prohibido y sancionado como delito..

Los beneficiarios del bonoconsumo son precisamente ellos, el comercio y la hostelería local,  todos ellos sin necesidad de estar asociados,  ni a una, ni otra entidad. Si  tenemos en cuenta la diversidad de productos que se venden en estos comercios,  es lógico pensar que con el máximo que se puede obtener del bonoconsumo, 50 €,  que se convierten en 100 €,  hay productos como algunos de joyería, ópticas, clínica dentales, informática, etc.  que por su coste no se pueden pagar con el bonoconsumo y para “equilibrar” que este tipo de comercios haga un negocio similar a otros con productos más asequibles, es “lícito y no picaresca” que unos bonoconsumo que se han obtenido, mediante su número de DNI.  se pueden ceder para este tipo de compras a familiares o amigos, un consentimiento que es algo personal y por el que, recordemos, ya se ha abonado un dinero y nadie va por la vida “regalando duros a cuatro pesetas”..

Dice también este medio que no se pide el carnet de identidad cuándo se utiliza el bonoconsumo, algo que consideramos innecesario porque, en primer lugar se ha obtenido libremente con él y Apymeco no puede exigir a camareros o vendedores, que tengan que estar pidiendo una identificación,  como si nos fuera la vida en ello, o formáramos parte de la “Gestapo”, ya que precisamente lo que se busca por parte de la Asociación y el Ayuntamiento, es incentivar el consumo, con las mínimas molestias y trámites, para el consumidor y el comerciante.

Vamos a poner otro ejemplo más palpable y que estamos viendo a diario, hay casos que se puede organizar una comida o cena, entre varios amigos y esta puede tener un coste dos veces superior al máximo que se puede gastar con un bonoconsumo,  por lo tanto es “lícito y no picaresca” que se unan varios clientes para unir sus bonos y pagar esa comida.

También comenta el artículo que hubiera sido mejor hacer esta campaña en la desescalada de la Tercera Ola, les recordamos a todos, que se quiso poner en marcha en esas fechas y por motivos políticos no se aprobó el presupuesto donde se incluía esta importante partida.

Por último la directiva de  Apymeco, que encabeza Jorge Almarcha, quiere públicamente,  dar las gracias a todos los comerciantes que se están adhiriendo a este bonoconsumo y como no a todas las personas, sean de Torrevieja,  de la Vega Baja o de cualquier lugar de España,  que vienen a incentivar el comercio con su compra,  porque con ello está contribuyendo a la reactivación de nuestro comercio.  Aprovechamos para animar a aquellos comerciantes que todavía no se han inscrito como beneficiarios de esta campaña a que lo hagan, así como aquellos ciudadanos que quieran aprovecharse del 50% de descuento en la compra de sus bonos para consumiciones en hostelería que lo hagan.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: