CGCOM y ATA renuevan su compromiso de defender los intereses de los médicos autónomos

Un 37,7 % de médicos que prestan servicios a aseguradoras trabajan sin ningún tipo de contrato y que a un 45,4% no suelen abonarle ni las consultas sucesivas ni las revisiones.

El secretario general de Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, José Luis Perea han mantenido una reunión de trabajo con la nueva directiva del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) encabezada por su nuevo presidente, Tomás Cobo. En la misma se ha analizado la situación de los médicos que desarrollan su trabajo en la sanidad privada fundamentalmente bajo la figura de trabajadores autónomos. CGCOM y ATA han renovado su compromiso de defender los intereses de los médicos autónomos.

Para ambas organizaciones uno de los factores negativos que más afectan a estos profesionales sin duda son las bajas tarifas que abonan las compañías aseguradoras por sus servicios. A pesar del constante crecimiento de estas aseguradoras, llevan más de 20 años sin actualizar dichas tarifas. La consecuencia es que lo que se les abona a los colegiados no cubre los costes sanitarios de alrededor de los 55.000 médicos autónomos que desarrollan su actividad en la sanidad privada. De hecho, un médico que está trabajando como autónomo y atiende a un paciente de una aseguradora privada puede cobrar una media de 5-10 euros por cada consulta general y otra media de 15 a 20 euros, en caso de especialidades médicas.

Otro problema son las condiciones de la relación de prestación de servicios entre aseguradora y profesional: el último estudio de Condiciones de competencia en el mercado del ejercicio libre de la medicina realizado por el CGCOM señaló que un 37,7 % de médicos que prestan servicios a aseguradoras trabajan sin ningún tipo de contrato y que a un 45,4% no suelen abonarle ni las consultas sucesivas ni las revisiones.

La renovación del acuerdo de colaboración firmado entre ambas entidades en septiembre del 2020 supone para ATA el compromiso de defender los intereses de este colectivo de autónomos desde su sectorial de sanidad creada en 2018, la cual aglutina ya a más de 200.000 profesionales sanitarios autónomos pertenecientes a los consejos generales de farmacia fisioterapeutas, ópticos, podólogos y psicólogos que junto al CGCOM integran la misma.

José Luis Perea asegura: “con la fuerza del conjunto de colectivos sanitarios integrados en ATA estamos trabajando en la necesidad de unos baremos dignos y actualizados por las aseguradoras. Vamos a hacer todo lo posible, a luchar por todos los cauces que sean necesarios, a utilizar todas las vías posibles”. “Además estamos abordando el intrusismo laboral, potenciado por la telemedicina que ha traído esta pandemia y que merma la calidad de la atención sanitaria a los pacientes y resta valor al profesional médico”.

Para Tomas Cobo, presidente del CGCOM, “este convenio es una muestra del férreo compromiso de la corporación con nuestros compañeros que ejercen la medicina en el ámbito privado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: