• Web Municipal

  • + info Aquí

  • + Info aquí

  • CSB Consulting.es

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • Brico Andrés

  • + info Aquí

  • Escuchame Aqui

  • +Info aqui

  • Web, pinchando aquí.

  • + Info aquí

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • julio 2024
    L M X J V S D
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

Ciento nueve años de entrega a los demás de más 1.200.000 socios del Rotary Club

Eduardo San Martín, desgranó en el Casino los fundamentos y valores de un Club que intenta devolver a la sociedad todo lo que hacen por ellos multiplicado por cien

Álbum, pinchando sobe la foto

Álbum, pinchando sobe la foto

El Salón principal de la sede de la Sociedad Cultural Casino de Torrevieja, acogió anoche una conferencia a cargo de Eduardo San Martín Carreño, que se celebró dentro de los actos del 109 Aniversario de la fundación del Club Rotary, que se cumplen mañana. La mantenedora del acto, Inés Carrasco, que presentó al conferenciante como el rotario más solidario del país, agradeció la presencia del alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón, y la deferencia de la entidad que preside Ramón Torregrosa en la cesión del inmejorable marco sonde se desarrolló la charla. Comenzó Eduardo, por elogiar la labor de la presidenta del Rotary Club en Torrevieja Gema Cruz, de la que dijo textualmente “que iba a acabar con los rotarios torrevejenses por la carga de trabajo que durante su año de presidencia les estaba pidiendo”, resaltando la ingente labor que está realizando en muchos frentes, destacando el apoyo a aquellos temas que tienen relación con la infancia. Tras hacer una exposición del nacimiento del Club en Chicago en 1905, de la mano de cuatro empresario en plena crisis mundial, y de cuyos inicios os damos cuenta en una reseña aparte, desglosó los valores del Club que siempre trata de devolver a la sociedad todo lo que hacen por ellos, definiendo a la misma como apolítica y aconfesional, ya que en ella tienen cabida todos las personas que quieran como medio de vida ayudar a los demás. También definió esta organización como “atípica” ya que las decisiones y proyectos se aprueban de abajo hacia arriba, siendo un caso raro en el mundo donde en cualquier asociación o club las decisiones nacen siempre desde la cabeza, renovando además todos sus cargos anualmente. Entre los muchos proyectos que en estos 109 años de vida ha realizado Rotary, quiso destacar el hito que marcó el que fue presidente internacional del Club, el mexicano Carlos Cansano que allá en 1985 cuando morían de polio en el mundo más de 350.000 niños anualmente, puso en marcha un proyecto con el que regalar al mundo la erradicación de la Polio, que sería la segunda enfermedad que desaparecería de la faz de la Tierra, tras la viruela. Así el año pasado solo se dieron en todo el mundo 403 casos, muchos de ellos en zonas en guerra como Siria, donde tras conocerse algunos de los casos más graves, consiguieron parar el conflicto bélico durante quince días para vacunar a más de 25.000 niños. El proyecto también tiene un empeño especial en erradicar la enfermedad en la India donde los nacimientos son más 50.000 niños al mes. Entre los logros más importantes del Club, no quiso olvidar el intercambio de jóvenes de distintos países para conocer otros ambientes y otras formas de pensar y trabajar. Labor que inició un australiano que queriendo paliar el odio mutuo entre Australia y Japón tras el fin de la segunda mundial, propicio un intercambio entre un joven japonés y una joven australiana, siendo a día de hoy 8.750 chicos los que realizan este tipo de intercambios a nivel interestatal, dando la casualidad de que en la sala se encontraban ayer dos torrevejenses que se beneficiaran de estas becas, Raúl y Fernando. Acabada la disertación tomaron la palabra tanto la presidenta de Rotary Club, Gema Cruz, como el alcalde de Torrevieja, para agradecer al ponente su presencia y lo ameno y clarificador de su charla, que se materializó con la entrega de una placa por parte del presidente de la entidad. Destacar por último que asistieron al acto los concejales del consistorio, José Antonio Sánchez, Rosario Martínez, Luis María Pizana y Domingo Soler.

“Erase una vez, un carbonero, un sastre y un abogado”

La historia del Club Rotary Internacional, la podríamos contar como un verdadero cuento y así lo vamos a hacer:
Erase una vez un 23 de febrero de 1905 que en la ciudad norteamericana de Chicago, coincidieron en un café un carbonero, un sastre y un abogado. Los tres tras una larga conversación, llegaron a la conclusión de que la situación por la que atravesaba la sociedad de aquel tiempo en la ciudad, necesitaba de ayudas puntuales, y caritativas, pero que tampoco disponían de un economía como para poder hacerlo, por lo que optaron en organizarse y crear un Club donde se ayudarán comercialmente entre ellos, por lo que se comenzó a admitir socios, no permitiendo que se repitiera la rama profesional de cada uno, para evitar suspicacias, y que una parte los beneficios se destinara a socorrer a los necesitados y atender proyectos de caridad. A este primer grupo se unió un ingeniero de minas muy hábil en el mundo de los negocios. Paul Harris, que así se llamaba el abogado, fue el primer presidente y el que dirigió las primeras reuniones del Club, que al no tener una sede propia se iban realizando “rotando” por los diversos establecimientos de los asociados de ahí que se denominara desde entonces Club Rotary Internacional. Como anécdota le diremos que la primera acción solidaria de los rotarios fue instalar aseos públicos en algunos lugares de Chicago. Y colorín colorado, este cuento sigue, por suerte.


Descubre más desde Objetivo Torrevieja

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario