Compromís pide ampliar el permiso remunerado de nacimiento, acogimiento y adopción hasta el primer año de vida

La coalición lanza al Gobierno el mensaje que son urgentes mejoras en los cuidados y permisos, que contemplen la diversidad de familias

Foto cedida Compromis

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha registrado una petición al Gobierno en forma de pregunta escrita, en la cual le insta a comprometerse en la ampliación del permiso de nacimiento, adopción y acogida hasta los seis meses para cada persona progenitora para 2022.

Mulet ha explicado que “la ampliación de los permisos de nacimiento, acogimiento y adopción de los últimos años ha supuesto una importante ampliación de los derechos de la infancia, avanzando en las recomendaciones de UNICEF y otras organizaciones de los derechos de la infancia, apoyo a las familias y por la igualdad de género, pero hay que continuar avanzando”.

“La politización de los cuidados”, según Compromís, particularmente la crianza de niños, niñas y adolescentes, “es una tarea feminista pendiente por parte de las administraciones públicas”. Una realidad que se complica año tras año tanto por la fragilidad de un mundo laboral precario y omnipresente como por la reconceptualización de las familias sustituyendo cada vez más de la visión mediterránea de familia extensa por una visión más individualista reducida a la familia puramente nuclear.

En ese sentido, la coalición valencianista ha expuesto que la realidad de las familias monoparentales está muy vinculada a la feminización de la pobreza. Por ello Compromís reclama a las Cortes iniciativas legislativas que contemplen dicha singularidad, que reconozcan el derecho a la igualdad de los niños y niñas de familias monoparentales. “Es de justicia respetar la igualdad de derechos de las niñas y niños de familias monoparentales. Para ello, las personas progenitoras monoparentales deben poder acogerse el permiso remunerado por nacimiento, acogida y adopción con la duración legislada para una familia biparental u operativizar el permiso para que pueda compartirse con la otra mitad, con una persona familiar o allegada de su entorno más próximo”.

La inversión de fondos públicos y una regulación integral de los cuidados es imprescindible para un horizonte feminista y de lucha contra el cambio climático que, entre otros, nos permita hacer frente al reto demográfico. La pandemia de la Covid-19 ha impactado en el decrecimiento de la natalidad, por muchas causas, “especialmente por la falta de políticas de apoyo a las familias más jóvenes como la regulación del alquiler, de los precios de la luz y ausencia de prestaciones estatales universales por hijo a cargo”, incide el senador.

Por ello desde Compromís se ha exigido al Gobierno priorizar la ampliación de los permisos por nacimiento, acogimiento y adopción remunerados al 100% hasta el primer año de vida. Una ampliación que debe ir acompañada de la inclusión de la mirada de la diversidad familiar, incluyendo principalmente a los hijos e hijas de las familias monoparentales, las familias en situación de duelo perinatal, etc. “En caso de no avanzar en este tipo de políticas presentaríamos por nuestra cuenta las iniciativas legislativas desde la Cámara Alta pertinentes, para ir en esa dirección, aunque entendemos que estas siempre irán más rápidas y tendrán más opciones de salvar los trámites parlamentarios si la presenta el Gobierno”.

Por último, para avanzar tanto en la igualdad de género, la promoción de una masculinidad feminista y políticas que fomenten la vida independiente de las mujeres como en la lucha contra la transmisión de la pobreza, Compromís defiende que hay que avanzar en la obligatoriedad de los permisos para eliminar los obstáculos culturales de la masculinidad hegemónica y la presión capitalista hacia los trabajadores y trabajadoras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: