Desde la Punta: Los arboles sí; la salud de las personas también

Árboles y salud

J. Albaladejo

Joaquín Albaladejo
Exdiputado Nacional del Reino de España

La falsa polémica que está impulsando a la desesperada la izquierda ideológica solo ecologista cuando está en la oposición en el sur de Alicante ante el batacazo electoral que se les avecina en pocos meses es de chiste. Merece la pena que se ponga en su sitio a estos pregoneros de la nada de una vez por todas. Y en estas líneas lo detallaré. La falsa batalla cultural de la oposición al gobierno de Eduardo Dolón engañando a los ciudadanos pretendiendo paralizar un proyecto urbanístico que gobernando cinco partidos políticos anti-PP no solo no lo eliminaron sino que lo impulsaron, es una artimaña que insulta a la inteligencia de las personas.

Los que se rasgan las vestiduras sobre la posible afección no demostrada ni acreditada de una zona verde en la ciudad de Torrevieja, no son capaces de decir esta boca es mía, ante la debacle total que está suponiendo la gestión del PSOE, PODEMOS Y LOS VERDES/COMPROMIS, en el Hospital de Torrevieja y en toda la sanidad pública del departamento de Salud 22.

Es terrible y descorazonador a niveles incomprensibles que la izquierda y la extrema izquierda política de Torrevieja, se abra en canal por la dimensión de la copa de un árbol, y mire a otro lado mientras se destruye la sanidad pública aquí por una decisión política que ha antepuesto el interés personal de amarrarse a su sillón presidencial del socialista Ximo Puig a defender la asistencia sanitaria de calidad a las personas.

Antes de que ningún iluminado me lo intente espetar lo diré yo: es posible defender la viabilidad medioambiental de una zona verde con el derecho a recibir una sanidad excelente de calidad en el Hospital de Torrevieja. Lo que es imposible de abanderar y roza el ridículo intelectual es amarrarse a un árbol mientras tus vecinos están viéndose en la obligación de gastar el dinero de sus ahorros para contratar un seguro médico privado por el derrumbe de la atención pública sanitaria un día tras otro.

Y esto es lo que está haciendo la izquierda y la extrema izquierda política de Torrevieja. Montar cortinas de humo para salir a la calle y engañar a la población. Esa misma población que ahora ya no debemos ser considerados como personas en esta zona de la Comunidad Valenciana. ¿Recuerdan aquel lema de la izquierda catalanista valenciana? “Venimos a salvar a las personas”.

En Torrevieja han renunciado a salvar a las personas callando mientras destrozan nuestra sanidad pública al mismo tiempo que lamen el tronco y miden la anchura de las copas de dos árboles. Ya no engañan a nadie

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: