• Web Municipal

  • + info Aquí

  • + Info aquí

  • CSB Consulting.es

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • Brico Andrés

  • + info Aquí

  • Escuchame Aqui

  • +Info aqui

  • Web, pinchando aquí.

  • + Info aquí

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • julio 2024
    L M X J V S D
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

Divertida sesión de “Microteatro” en el palacio

Álbum, pinchando sobre la foto

Álbum, pinchando sobre la foto

Fernando Guardiola

El Palacio de la Música fue ayer el escenario donde un nueva forma de hacer teatro bajo el nombre de “Microteatro”, nos acercó ayer al arte de Talía, a través de tres compañías diferentes con sus respectivas obras. El público, por desgracia bastante escaso, disfrutó y participó activamente de las obras, al estar sentados en el mismo escenario donde se sucedieron las mismas. Así abrió fuego, la compañía “Tavarandu Teatro” con la obra de Daniel Manet, “Intimidad”, una mini comedia muy divertida a cargo de Andrés Flores y Mamem López Raya, que cuenta como una mujer despechada por los continuos devaneos de su marido, una vez que le ha reconquistado, le exige para volver con él, el mismo trato económico que con sus queridas, pidiéndole a cambio de “compañía” dinero. En segundo lugar actuaron Javier Ruano (Director) y Pedro Aniorte de la Compañía “La Lobera”, con el monólogo dramátizado “El enviado”. En él, un comercial “azota” verbalmente a un auditorio compuesto por empleados de una fábrica, a los que quiere despedir “si o si”, y para ello organiza un concurso, cuyo primer premio en un coche de lujo, el segundo un juego de cuchillos y el tercero “el despido” . Los espectadores que en este caso, eran los empleados, se quedaron mudos ante el aluvión y verborrea dialéctica del orador. Por último “Azul Teatro” representó la obra “Supuestamente” de José Palacios, con los actores Paco Torres e Iván Jiménez (Director). Esta última obra es un enredo con forma de tragicomedia, en la que un joven que se está beneficiando a la esposa de un directivo empresarial, acude a ver al “cornudo”, y a través de equívocos le hace llegar a la conclusión final de que ha matado a la mujer en un juego amoroso, y que será él el que cargue con la culpas por despecho. La velada resultó realmente gratificante, ya que las tres obras eran muy diferentes entre sí. Esperemos que haya otra ocasión para verles en acción y que el público responda a la llamada de esta original forma de hacer teatro. Felicidades a los actores por su trabajo.


Descubre más desde Objetivo Torrevieja

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario