Eduardo II, “reinó” en Torrevieja

Un largo aplauso con el público en pié, corroboró el éxito del estreno nacional de la Obra “Eduardo II, Ojos de Niebla”, en el Teatro Municipal

Álbum, pinchando sobre la foto

El Teatro Municipal de nuestra ciudad, se vistió ayer de gala para el estreno nacional de la obra “Eduardo II, Ojos de Niebla”, cuyo autor, Alfredo Cernuda, había confesado en la rueda de prensa previa al estreno que “es un sueño cumplido estrenar una obra en Torrevieja, ciudad en la que residen mis padres desde hace 20 años”.

Magistralmente dirigida por Jaime Azquilicueta, nos recrea la vida del rey Eduardo II de Inglaterra; pero lo que a simple vista puede parecer un drama histórico, con toda la carga cultural que ello representa, se transforma en algo más. Es una historia de amor, de odio, de pasión, de lucha por el poder, en definitiva, es nuestra historia.

“Ojos de Niebla” narra el amor incontenible de Eduardo II por Hugo LeDespenser, y cuya homosexualidad le ocasionó la pérdida del trono y la traición de todos los suyos. Mientras su esposa, la reina Isabel de Francia, humillada por los amores que su marido le niega; el odio de Mortimer, Barón de Wigmore, que le empuja a conquistar a la reina en su afán de poseer algo más que la corona; las intrigas
de la Iglesia para acrecentar su poder y coronar reyes que sean fieles a sus propósitos; la ambición de un banquero judío decidido a prestar dinero a amigos y enemigos con tal de enriquecerse; la lucha de dos religiones por permanecer a la sombra de los poderosos.

Quizá lo más importante que refleja la obra es su tremenda actualidad: la Iglesia continúa condenando el amor homosexual, las religiones continúan sembrando el mundo de fanatismo y dolor, y el poder del dinero somete más que nunca la voluntad de los pueblos. Es curioso que unos hechos ocurridos en 1327, siete siglos más tarde, tengan tanta vigencia.

Cualquier periódico o programa de noticias, nos asalta a diario con las deudas de los estados, con el atentado sangriento de alguna facción terrorista, o con la negación de derechos a personas que simplemente tienen gustos diferentes. La gente que ha leído “Ojos de Niebla”, resalta que podría ser un drama actual solo con cambiar los nombres de los personajes.

En resumen, Eduardo II, Ojos de Niebla es nuestra historia, nuestra vida, lo demás… lo demás es literatura.

La obra contó con actores de primera categoría, de los cuales no podemos destacar la calidad del trabajo personalizado de cada uno, por la grandezaa y pundonor de sus respectivos trabajos, quizá el énfasis y tablas de José Luis Gil, en un cambio de registro en las antípodas de lo que hemos visto de él en la pequeña pantalla y que sobre todo el la última parte imprime un dramatismo que solo lleva al público a levantarse del asiento como por un resorte y aplaudir con todas sus fuerzas durante varios minutos al protagonista, José Luis Gil (Si la cosa funciona, Cyrano de Bergerac…).

Completan el elenco Ana Ruiz (Cyrano de Bergerac, Si la cosa funciona…), que da vida a la Reina Isabel; Ricardo Joven (Si la cosa funciona, Don Juan en Alcalá, El cojo de Inishmaan…) que interpreta a Orleton, obispo de Hereford (Iglesia Católica); Carlos Heredia (La cena de los idiotas, La divina Filotea, Silencio vivimos, Burundanga…), que se mete en la piel de Mortimer, Barón de Wigmore, y Manuel Galiana (Divinas palabras, Oficio de tinieblas, El veneno del teatro…), como Tolomei, el odiado prestamista judío.

Queremos destacar que el Instituto Municipal de Cultura “Joaquín Chapaprieta”, va a seguir apostando por actividades culturales de calidad como las representaciones teatrales, ya que es el momento de crear cultura, a pesar de que los aforos sean tan limitados, ofreciendo al público un entretenimiento seguro, siempre que las circunstancias lo permitan.

Jaime Azpilicueta, en la presentación de la obra, agradeció al concejal de cultura, Antonio Quesada su implicación, agradecimiento que hizo extensible al Ayuntamiento de Torrevieja, la apuesta que hacen por la cultura y, en concreto con el teatro, en estos momentos de pandemia en la que nos encontramos. En palabras de Azpilicueta “asistir al teatro es lo más seguro que podemos hacer en estos momentos, ya que los protocolos de acceso, y las normas de los espectáculos hacen posible disfrutar con seguridad”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: