El Ciudad del Mar, arde en fallas

Por segundo año consecutivo, se celebró este rito valenciano

álbum, pnchando sobre la foto

El Patio central del colegio Ciudad del Mar, era ayer el escenario del rito del Fuego. Esa ancestral costumbre del equinocio de primavera, en el que todo lo malo arde para renovar  la vida que llega con la nueva estación. En Valencia este rito se hace quemando las típicas fallas. El Colegio Ciudad del Mar, según nos cuenta amablemente su secretaria Pepa Ferrí, quiso el año pasado realizar una falla, en las antiguas aulas prefabricadas para despedirse del pasado, quemando todo aquello que era innecesario para instalarse en este nuevo edificio. Con el fin de seguir con esta tradición, este año se ha instalado una falla, que lleva el nombre de su impulsor, “Pepe Chumillas” y que han preparado los chicos de 6º,  representando entre otros temas, la crisis del ladrillo, la concienciación de la ecología y el maltrato doméstico. Para tan grata ocasión, el presentador y director del centro, Ricardo Recuero, hizo entrar al recinto a  la Fallera Mayor y Dama de Honor, Amparo Llópez y Mar Moro, que pasearon su palmito por el patio del colegio saludando a cuantos lo llenaban. José Manuel Pizana, concejal de educación, fue nombrado “foguerer”, imponiéndole el típico blusón,  y se le encargó, junto con la corte fallera el indulto del ninot, que fue una cigüeña, con un manojo de billetes en el pico, y que se llevó como presente a su despacho. Con la presencia, como es de rigor, de los bomberos, se procedió a la “crema” de la Falla, que ardió entre las lágrimas de las falleras y los gritos ensordecedores de los niños, provocando  a los bomberos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: