El Colegio de Enfermería de Alicante reclama más plazas de Enfermería Geriátrica ante la celebración del Día Internacional de las Personas de Edad

Residencia ancianos

El Colegio de Enfermería de Alicante quiere aprovechar la celebración mañana viernes, 1 de octubre, del Día Internacional de las Personas de Edad para pedir que el lema elegido este año por la OMS con tal motivo, “Equidad digital para todas las edades”, esté más presente que nunca dado el aislamiento de este colectivo a causa de la pandemia con el fin de que el acceso y la participación significativa en el mundo digital sirva para paliarlo en la medida de lo posible.
Tal y como indica la OMS, la cuarta revolución industrial caracterizada por una rápida innovación digital y por un crecimiento exponencial, ha transformado todos los sectores de la sociedad, incluida la forma en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos y por ello se considera fundamental que se facilite el acceso a este tipo de nuevas relaciones para aprovechar al máximo las posibilidades y recursos de la tecnología.
Un acceso a los nuevos canales de comunicación que debe venir acompañado también por la protección ante los riesgos que comportan los nuevos delitos y riesgos que se producen en este ámbito, tales como los delitos cibernéticos y la desinformación, que amenazan los derechos humanos, la privacidad y la seguridad de las personas mayores.
Desde el Colegio de Enfermería de Alicante se quiere poner el acento en la necesidad de incrementar los recursos dedicados a las personas mayores dado el rápido y progresivo envejecimiento de la población. Unos recursos en los que debe tener una presencia notable la figura de la enfermera/o especialista en Enfermería Geriátrica, por lo cual desde la Vocalía V del Colegio de Enfermería de Alicante, ocupada por Juan José Tarín y entre cuyas competencias cuenta con la del Área Sociosanitaria, se quiere pedir un incremento de plazas de formación para Enfermería Geriátrica en la Comunidad Valenciana, toda vez que en las últimas cuatro convocatorias de formación sanitaria especializada solo se ha convocado una en cada una de ellas.
Este escasísimo número de plazas denota la distancia de la realidad en la que todavía se encuentra la mentalidad de nuestra Administración, que sigue sin entender la importancia del cambio de configuración de la sociedad con su progresivo y rápido envejecimiento y la necesidad de dar una respuesta adecuada a esta situación.
Ante ello, se hace necesaria una profunda reforma del sector sociosanitario en su conjunto para garantizar la atención sanitaria y los cuidados de enfermeros y enfermeras las 24 horas del día. Unos profesionales de Enfermería cuyo número oscilará según el grado de dependencia y el número de personas residentes, lo que supondrá un notable incremento de la ratio enfermera/o-residente, ya que en la actualidad existe una sobrecarga de trabajo dado el elevadísimo número de residentes que tiene asignado cada enfermera/o y las necesidades que requieren estos residentes, que varían en función de la capacidad funcional que tengan.
La sobrecarga de trabajo y la escasa retribución de las enfermeras/os en este ámbito (menos de 20.000 € brutos anuales) hacen que resulte muy poco atractivo trabajar en los centros residenciales sociosanitarios. Un trabajo desarrollado en residencias que desde el Colegio de Enfermería de Alicante se reclama que puntúe en bolsa igual que el desarrollado en otros puestos laborales.
Ética de los cuidados
Desde el Colegio de Enfermería de Alicante se quiere aprovechar también la celebración del Día Internacional de las Personas de Edad para poner en valor que el cuidado es una tarea colectiva, debiendo ser valorado en la sociedad como algo importante e imprescindible para la vida, para la familia y para las personas. Al hablar de cuidados debemos tener en cuenta que estos tienen un importante componente ético, lo que nos implica a todos por igual. Debemos convencernos como sociedad de que la atención y el cuidado a las personas mayores y dependientes son unas cuestiones de primer orden si queremos avanzar como corresponde a una sociedad plena y democrática.
La pandemia ha dejado en evidencia el modelo de cuidados vigente en nuestro país. Las residencias, tal y como las conocemos actualmente, son más un gran negocio que un espacio idóneo para atender a los grandes dependientes. La mayor parte de ellas son de titularidad privada o concertada y adolecen de control por parte de los poderes públicos. Por tanto, urge desinstitucionalizar los cuidados, humanizarlos y alejarlos en la medida de lo posible de la visión medicalizada, pues medicalizar las residencias no es la solución.
La Enfermería Geriátrica es la disciplina que se encarga de cuidar la salud de las personas mayores y tiene el principal objetivo de dar la mejor atención a los ancianos, así como a sus familias, según la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica.
Las enfermeras geriátricas trabajan junto con el adulto mayor, su familia y la comunidad, para permitir un envejecimiento exitoso, con la máxima calidad, por lo que es imprescindible que los profesionales de esta especialidad den respuesta y satisfagan las necesidades de una población cada vez más envejecida.
Desde el Colegio de Enfermería de Alicante se tienen en cuenta y ponen en valor todos los aspectos descritos anteriormente, la mayoría de los cuales fueron abordados en un webinar en el que se destacó que las estrategias a seguir necesitan contar con una visión integral del individuo: no solo de su situación biomédica completa, sino también de su situación social y funcional. Webinar que puede verse en este enlace.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: