El servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrevieja comienza a realizar septorrinoplastias ultrasónicas de última generación

La introducción de los ultrasonidos en el tratamiento quirúrgico de los pacientes del Hospital Universitario de Torrevieja supone un importante avance en la cirugía de septorrinoplastia moderna. La septorrinoplastia es la técnica quirúrgica que permite la mejoría funcional (o respiratoria) y a la vez estética de la nariz.

Equipo Servicio Otorrinolaringología

La adquisición de un nuevo motor ultrasónico permite a los profesionales del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrevieja ser mucho más precisos a la hora de trabajar sobre el hueso nasal, sin dañar los tejidos blandos, disminuyendo el tiempo de recuperación posoperatoria con el consecuente beneficio para el paciente.

La introducción de los ultrasonidos en el tratamiento quirúrgico de los pacientes del Hospital Universitario de Torrevieja supone un importante avance en la cirugía de septorrinoplastia moderna. El Servicio de Otorrinolaringología ha logrado mantenerse a la vanguardia del tratamiento de estos pacientes, garantizando la máxima seguridad y calidad de los procesos.

La septorrinoplastia es la técnica quirúrgica que permite la mejoría funcional (o respiratoria) y a la vez estética de la nariz. “Los especialistas en Otorrinolaringología realizamos septorrinoplastias funcionales, intervenimos a aquellos pacientes en los que, para mejorar la respiración, es preciso actuar también sobre el aspecto estético de la nariz. Es necesario diferenciarla de la rinoplastia simple, encaminada a mejorar exclusivamente el aspecto estético”, afirma la Dra. Rodríguez, médico especialista en Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrevieja.

En la cirugía de septorrinoplastia hay dos trabajos bien diferenciados: la parte en la que se actúa sobre el cartílago nasal y en la que se actúa sobre el hueso. El trabajo sobre el cartílago nasal continúa siendo el convencional: con tijera, bisturí y suturas. Sin embargo, el motor ultrasónico sustituye a los clásicos osteotomos, martillo y limas a la hora de remodelar y fracturar el hueso nasal. El motor ultrasónico tiene una pieza de mano con forma de bolígrafo y un set de puntas diferentes, en función del trabajo que se quiera realizar sobre el hueso nasal. Estas puntas vibran a una frecuencia determinada con afinidad exclusiva sobre el hueso. “La principal ventaja del motor ultrasónico es su afinidad por el tejido duro, es decir, por el hueso, sin dañar estructuras blandas como el cartílago nasal o vasos sanguíneos. Esto resulta en menor sangrado e inflamación posoperatorios. Asimismo, la aplicación de la tecnología de los ultrasonidos en la cirugía nasal nos permite ser mucho más precisos a la hora de microfracturar o remodelar el hueso”, añade la doctora Rodríguez.

Si bien en los resultados del posoperatorio inmediato influyen también factores del propio paciente o la experiencia del cirujano, la incorporación de esta nueva tecnología de ultrasonidos en el tratamiento del hueso nasal permite reducir la inflamación y dolor posquirúrgicos. Con ambas técnicas quirúrgicas, la convencional o ultrasónica, los resultados son buenos, pero para el cirujano el motor ultrasónico le permite una mayor precisión el remodelado óseo.

La doctora Pilar Santos, Gerente del Departamento de Salud de Torrevieja, se ha mostrado satisfecha con esta nueva adquisición que “permite a nuestros profesionales realizar la mejor labor terapéutica gracias a la renovación y puesta a punto de tecnología obsoleta por parte de la Conselleria de Sanitat”. Es un objetivo estratégico de la Gerencia ofrecer la mejor atención y asistencia en el Departamento de Salud de Torrevieja. “La incorporación de tecnología contribuye a ello”, añade.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: