El teatro se llenó de risas a la “murciana”

Álbum, pinchando sobre la foto

Bajo el titulo Murcianos2 “El siguiente espectáculo”, que congregó numeroso público en el Teatro Municipal de Torrevieja, arrancó Marco Antonio, su monólogo con un torrente de chistes, que como bien dijo él mismo “unos con más fortuna que otros”, aunque a todos nos hicieran reír como si fuera la primera vez que los oímos, pero es que no todo está el chiste, sino en cómo se cuenta. Su forma de interactuar con el público, nos hizo soltar unas carcajadas de lo más terapéuticas, después de los tiempos que nos está tocando pasar, y si no que se lo digas a “Jhonny Palmeras”, como lo bautizó y que se convirtió en la estrella fugaz de la noche.

Marco Antonio, dio el relevo a Javi Chou, que siguiendo la tónica general del espectáculo continuó interactuando con un respetable que se lo curró bien anoche, riéndose con sus mismas cosas, tan cotidianas como el pan del día. Hilarante sus recuerdos sobre “El botelleo”, reivindicando el actual “botellón” para esa generación, que los de cierta edad recordamos ¡cómo no! esa recomendación materna que repetían como un karma en cada salida nocturna “nene no bebáis mucho, que no sabéis beber”.

Rubén Serrano, que como el mismo dijo tiene apellido de jamón, también nos ofreció una buena dosis de humor, si cabe aun más murciano cantando a pelo, un tema que como es normal nos hablaba del tiempo tan variable de la hermana región de Murcia, que precisamente es esta época vuelve loco al personal a cuenta de la ropa. Sus chistes “con explicación” fue de lo mejor del espectáculo, Rubén, no se conformaba con contar el chiste, sino que no le dolían prendas en bajar del escenario para explicarlo, tan seriamente como si estuviera dando una clase de filosofía, a aquel o aquella que tuviera cara de haberse perdido.

Por último, Jaime Caravaca salió arrasando con una vestimenta de lo más discreta, con un fucsia que deslumbraba. Como en cada ocasión su humor irreverente y deslenguado arrancó las risas de un público participativo, en un final de lo más original rapeando con soltura, con los temas y palabras que los asistentes le sugerían.

En fin un espectáculo de esos que recomiendan los médicos para oxigenar y ensanchar los pulmones a base de carcajadas y hacernos por una hora y pico una terapia de desintoxicación de Covides, Danas, Volcanes, subidas de la luz, del gas, y demás plagas que tenemos encima.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: