Emotivo homenaje al exconcejal del Ayuntamiento de Torrevieja, José Eduardo Gil Rebollo, coincidiendo con el primer aniversario de su fallecimiento

El Área Recreativa Municipal “Lo Albentosa” pasa a denominarse área recreativa “José Eduardo Gil”

Álbum, pinchando sobre la foto

En la tarde de ayer martes, 31 de agosto, coincidiendo con el primer aniversario del fallecimiento del exconcejal de Ayuntamiento de Torrevieja, José Eduardo Gil Rebollo, se celebró un acto de homenaje y reconocimiento en la pedanía de La Mata, presidido por el alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón, con la asistencia de los concejales del equipo de Gobierno del Partido Popular, la concejal de C´s, el exalcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, y numerosos ciudadanos que han querido estar presente en este acto de homenaje al ex edil popular.

Un sencillo y emotivo acto que contó con la actuación del Grupo de Cámara de la Unión Musical Torrevejense (UMT), dirigido por Francisco J. Garres, en el que el Área Recreativa Municipal “Lo Albentosa” ha pasado a denominarse Área Recreativa “José Eduardo Gil Rebollo”. En la parte central del parque se ha erigido un monolito junto a un olivo en su memoria, con la frase “A la mar me voy, mis hechos dirán quién soy”, el cual ha sido descubierto por la esposa de José Eduardo Gil Rebollo, Josefa Espinosa, y el alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón.

Tanto el alcalde como la esposa de Gil Rebollo han ensalzado la gran vitalidad y el amor por su pueblo, especialmente por La Mata, y por la enorme ilusión que siempre tuvo para que este parque se convirtiese en el auténtico pulmón verde de Torrevieja que es hoy en día.

Entre las obras interpretadas por el Grupo de Cámara de la UMT ha destacado la habanera del maestro Ricardo Lafuente Aguado “Nunca te olvidaré”. Al final del acto un músico percusionista ha lanzado el sonido de una bocina imitando el de las embarcaciones cuando entran o salen de puerto.

UN ÁREA RECREATIVA MUY LIGADA A JOSÉ EDUARDO GIL REBOLLO

El Parque de lo Albentosa, inaugurado en marzo de 2011, fue en su día un proyecto al que José Eduardo Gil Rebollo se dedicó plenamente, guiado por el deseo de dotar a Torrelamata de un pulmón verde, especialmente dedicado al disfrute de las familias.

Torrevejense y matero, veló por el mantenimiento de esta amplia zona verde, dotándola de la infraestructura necesaria para que fuera el lugar de ocio y esparcimiento que hoy podemos todos disfrutar.

La regeneración de este espacio la inició hace ya muchos años con una primera plantación de pinos que instó y promovió, a la que siguieron otras muchas, en las que fue implicando poco a poco a diversos colectivos y a generaciones de jóvenes, a los que transmitió su ilusión y compromiso con el medio ambiente en general, y muy especialmente con todo lo relacionado con nuestra tierra y con el Paraje Natural.

Así, en esta línea de acercamiento y respeto a la naturaleza, instó el comienzo de las acampadas que, tanto Asociaciones como particulares, han celebrado en este privilegiado enclave de Torrevieja.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: