• Web Municipal

  • + info Aquí

  • + Info aquí

  • CSB Consulting.es

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • Brico Andrés

  • + info Aquí

  • Escuchame Aqui

  • +Info aqui

  • Web, pinchando aquí.

  • + Info aquí

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • junio 2024
    L M X J V S D
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

Exitoso encuentro dominical con Laura Martínez Boj y los Clásicos.

Álbum, pinchando sobre la foto

A.J.

Antoni Jakubowski
Crítico musical

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

Siempre es muy amable recordar las experiencias positivas y extraordinarias del pasado. Para el autor de esta crítica, tal experiencia ha sido el concierto de cámara que tuvo lugar hace 4 años, inolvidable, gracias a la cautivadora actuación de la soprano Laura Martínez Boj, la que interpretó entonces obras barrocas. Durante último matiné dominical, en el Torrevejense Palacio de la Música, la fabulosa cantante nuevamente fue principal protagonista, llenando está vez casi en su totalidad el programa con piezas de los Clásicos.

Complicidad

La participación de los tres músicos: Stanislav Tkach – violín, Francisco Garres Pérez – clarinete y Natalia Khomyak – piano, se tradujo en una excelente empatía con la cantante, la cual fue decisiva para que en todos los números vocales la soprano se encontrase cómoda y perfectamente acompañada.

Primera Parte.

En la primera parte la solista presentó cuatro Nocturnos de W.A. Mozart, que en realidad son unas canciones bastante simples, con unas estructuras de verso. Pocos artistas pueden formar de estas canciones unas verdaderas obras de arte, así como lo había logrado Laura Martínez Boj. Su cautivadora y evocadora voz brilló con todo su esplendor y encanto, ideal para el repertorio clásico. Los cuatro números fueron exquisitos, de mucha frescura y destilado lirismo.

Una especie de intermedio musical ha sido la intervención de los músicos instrumentistas, presentando dos primeros movimientos de “Kegelstatt Trio” del inmortal genio de Salzburgo W.A.Mozart. Aunque clarinete, Viola y Piano son los originales componentes del Trío, la versión de violín en vez de viola ha sido aceptada por el mismo Mozart y así presentada durante matiné dominical por Stanislav Tkach con Francisco Garres Pérez y Natalia Khomyak.

Los músicos optaron por una interpretación homogénea, centrada en la delicadeza de las melodías y en el brillo de la bella sonoridad del clarinete. Los dos movimientos del “Kegelstatt Trio” se resolvieron, prolongando el refinado espíritu de equilibrio y exhibiendo una delicada exquisitez, como sí fuera parte central del estilo de los intérpretes.

Segunda Parte.

En la segunda parte, Laura Martínez Boj volvió a deleitar el público con unas arias y canciones, entre las cuales aria de la ópera mozartiana “La Clemenza di Tito”, mostró otros detalles de su talento. en especial su vena de dramatismo. Los cameralistas demostraron su absoluto dominio vocal e instrumental en las siguientes piezas: “Canzonetta Veneziana” de L.van Beethoven, “La Pastorella” o dos piezas en una versión instrumental; “Du bist die Ruh…” de F.Schubert – con el lindo solo de clarinete y “Voi che sapete” de Mozart con el violinista como solista .

Admirable es el gran cariño con el que Martínez Boj trata cada composición interpretada. Durante todo el concierto la soprano controlaba bien la voz, fue expresiva sin sentimentalismo excesivo, cantando con entrega desde la primera canción. Fue estimulante disfrutar de su envidiable combinación de juventud y talento.. Con la interpretación del extremadamente dramática aria “Alcandro, lo confesso” de W.A. Mozart, culminó el matine, durante el cual los artistas distinguen la sutileza del fraseo y la perfecta limpieza dinámica.

Éxito.

En el gran éxito del concierto contribuyeron los instrumentistas,- Natalia Khomyak había mostrado gran profesionalismo y musicalidad. De igual manera impresionaron con su acompañamiento Stanislav Tkach y Francisco Garres Pérez, demostrando la hermosa calidad de sonido de sus instrumentos. Por supuesto había un bis; “Aleluya” de Mozart y merecida “standing ovation”.

Fue un matiné relevante, que permitió disfrutar de una interesantísima música vocal e instrumental, presentada en una ejecución extraordinaria, admirable y ejemplar.
¡¡¡Enhorabuena !!!

 


Descubre más desde Objetivo Torrevieja

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario