Facpyme inicia una campaña para convertir los comercios asociados en Puntos Solidarios de ayuda urgente para los refugiados ucranianos

Los establecimientos serán lugares de recogida de material de primera necesidad como alimentos, ropa, material sanitario o artículos de higiene que se enviará al centro de acogida de refugiados que el Gobierno ubicará en Ciudad de la Luz

Los comercios recogerán material

La Federación del Comercio y Pymes de la provincia de Alicante (Facpyme) ha iniciado una campaña para que los comercios asociados se conviertan en Puntos Solidarios para la recogida de material de ayuda para los refugiados ucranianos que lleguen en los próximos días al centro de acogida que el Gobierno de España va a instalar en Ciudad de la Luz.

De este modo, todos los ciudadanos que lo deseen podrán depositar en los comercios asociados a cualquiera de las organizaciones que integran Facpyme material de primera necesidad como alimentos no perecederos, ropa y calzado, artículos de higiene personal o material sanitario. También material de refugio como vajillas desechables, alfombras de espuma, sacos de dormir, colchonetas, pilas, baterías, linternas o generadores, o cualquier otro artículo que pueda ser de utilidad.

Una vez los comercios hayan hecho acopio de suficiente material, Facpyme se encargará de la recogida del mismo y de su traslado hasta las instalaciones de Ciudad de Luz, donde el Gobierno tiene previsto acoger a los ciudadanos ucranianos desplazados por la guerra en su país.

El presidente de Facpyme, Carlos Baño, ha explicado que el comercio “quiere colaborar en la gran labor humanitaria que está desplegando el conjunto de la sociedad civil y las administraciones provincial, autonómica y del Estado para tratar de paliar en la medida de lo posible el drama que viven los más de dos millones de ucranianos que se han visto obligados a salir de su país”.

“Queremos aportar nuestro granito de arena para que las personas refugiadas que lleguen a Alicante sean atendidas en las mejores y más dignas condiciones y ayudarles a sobreponerse al horror de la guerra”, ha subrayado Carlos Baño.

“Nuestro objetivo es que el comercio se convierta en una gran red de solidaridad con el pueblo ucraniano aprovechando nuestra enorme implantación social -ha continuado-. En cada calle, en cada barrio hay un comercio a pocos pasos. Somos un sector que está a pie de calle, que es el primer contacto con los vecinos del barrio, el pueblo o la ciudad donde se ubica, y podemos hacer un gran trabajo facilitando a los vecinos puntos cercanos donde llevar su ayuda”.

Según las indicaciones de la Generalitat, en la medida de lo posible el material que se deposite en los puntos de recogida debe estar en buen estado, entregado en cajas de cartón cerradas e indicando su contenido y características especiales para su manipulación (ej. Frágil). Los alimentos deben estar en formatos no demasiado grandes dado que el reparto se va a hacer en raciones y dosis individualizadas. El material de higiene también deberá ir en bolsas individualizadas para facilitar su transporte y reparto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: