Facpyme reclama a las administraciones mayor atención al comercio ante el freno que suponen las restricciones anti-Covid para la recuperación del sector

“Los comercios hemos hecho los deberes tanto en cuestiones de aforo como en la implantación de medidas higiénico-sanitarias adecuadas para garantizar a los clientes una experiencia de compra segura”

Terraza C- Valenciana

La Federación de Comercio de la Pequeña y Mediana Empresa de la provincia de Alicante (Facpyme) ha reclamado hoy al conjunto de administraciones públicas una “mayor atención y sensibilidad” hacia el comercio ante la prolongación de las restricciones contra la Covid-19 para la recuperación del sector.

El presidente de Facpyme, Carlos Baño, ha alertado de que “el repunte de casos y las nuevas restricciones suponen un freno y lanzan un mensaje negativo en plena campaña que puede repercutir en la llegada de visitantes. Y para la recuperación del comercio es fundamental el turismo”.

“Lo más importante en este momento –ha continuado- es no retroceder en el control de la pandemia y los comercios nos adaptamos como hemos hecho desde el primer momento, tanto en cuestiones de aforo como en la implantación de todas las medidas higiénico-sanitarias adecuadas para promover y garantizar a los clientes una experiencia de compra segura, invirtiendo muchos recursos pese a las importantes pérdidas que hemos sufrido, en algunos casos con caídas de la facturación de hasta el 70%”.

Carlos Baño ha insistido en que los comercios “hemos hecho los deberes, pero necesitamos que las administraciones nos ayuden y adopten medidas efectivas para salvar a un sector estratégico para la economía española y para el empleo. Estamos hablando del sector que más puestos de trabajo concentra, empleando a más de 3 millones de personas en toda España, cerca de 367.000 personas en la Comunidad Valenciana y unas 132.000 personas en la provincia de Alicante”.

En este sentido, ha asegurado que el sector del comercio, como la hostelería y del turismo, “que son sectores estrechamente vinculados, teníamos buenas expectativas ante una campaña de verano que afrontábamos con muchas ganas de normalizar la actividad, de recibir a los clientes, de ofrecer a los turistas que nos visitan todo el potencial de la provincia de Alicante”.

El presidente de Facpyme ha recordado “el daño que ha provocado la crisis, que es muy importante, y seguimos necesitando ayudas para poder recuperarnos y evitar que sigan cerrando negocios. La administración debe ser consciente de ello, porque somos uno de los sectores más golpeados por la pandemia y al mismo tiempo uno de los sectores clave para la recuperación desde el punto de vista económico y social, y para ello hace falta que nos den un respiro, a nivel fiscal y con ayudas directas. Y es clave que los fondos que lleguen de Bruselas vayan dirigidos a aquellos sectores más dañados, como el comercio, la hostelería o el turismo”.

Mazazo con la tarifa eléctrica

De la misma manera, ha subrayado que esta situación se ha visto agravada con la “tremenda” subida de la factura eléctrica: “Los precios son un mazazo económico para comercios, pymes y autónomos, que además de forma absolutamente mayoritaria no podemos beneficiarnos de la bajada del IVA al quedar fuera de la condiciones impuestas por el Gobierno”.

Finalmente, ha incidido en la necesidad de que la vacunación “se acelere especialmente en las franjas más jóvenes para alcanzar cuanto antes la inmunización de grupo. Es un factor fundamental para poder, así, afrontar con mejores perspectivas la segunda parte del año y desde el comercio pedimos mucha prudencia y respeto”.

Facpyme, fundada en 1992 y miembro de Confecomerç, representa a la patronal del comercio alicantino y entre sus asociados se encuentran las principales organizaciones sectoriales, locales y zonales del comercio de la provincia, cuya actividad supone más del 12% del PIB de la economía alicantina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: