¡Felicidades Señora! … ¡Siempre Victoria!

Álbum, pinchando sobre la foto

Aunque la Iglesia Católica celebra la Onomástica de la Santísima Virgen de la Victoria, coincidiendo con la Natividad de la Virgen, el pasado 8 de septiembre, fue ayer cuando la Cofradía de Nuestro Padre Jesús en la Última y Sagrada Cena y María Santísima de la Victoria, organizó una Solemne Eucaristía con que homenajearla, presidida por el nuevo administrador de la Parroquia de San Pedro y San Pablo, Pedro Payá Giménez y contando con la asistencia del alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón; la concejala de Fiestas, Concha Sala; el presidente de la Junta Mayor de Cofradía y Hermandades de la Semana Santa de Torrevieja, Ignacio Suárez; la Presidenta de la Cofradía anfitriona, Cristina López Corona, así como representantes de otras Cofradías y un gran número de fieles que quisieron unirse a esta celebración.

La imagen de la “novia” de Torrevieja fue entronizada, para la ocasión, en un lateral del Templo, tras el cual se podía observar el trono de la Reina, con un hermoso presente, la corona y el cetro de sal que para la ocasión, había depositado Marina Guillamó, hermana cofrade que celebra este año el 10º Aniversario de su coronación como Reina de la Sal. Junto a ella se instalo el paso titular de la Cofradía, Ntro Padre Jesús en la Última y Sagrada Cena, luciendo ambas representaciones iluminadas con candelas de cera.

También en un lateral del Altar Mayor se situó un preciado presente, consistente en un terno de color marfil para la Virgen, realizado de forma artesanal y pintado asimétrico con motivos botánicos, en una alegoría al mes de mayo, mes de las flores, por el también cofrade y autor de la imagen, Víctor García Villalgordo. En el fajín se representa una alegoría al Espíritu Santo, realizado en talla y posteriormente estofado en oro fino. El trabajo de costura ha sido confeccionado por la camarera de la Virgen, Mercedes Mateo.

El oficiante destacó en su homilía el gran trabajo realizado por la Cofradía, que asumió la responsabilidad de administrar y servir a Caritas Parroquia de San Pedro y San Pablo, en una de las zonas más necesitadas de la ciudad, practicando algo en que se basa la doctrina de Jesús, como es la Caridad y que siempre se superan en cada momento de necesidad al grito de ¡Siempre Victoria”. Destacar la labor, como mantenedor del acto religioso del periodista local, Francisco Reyes Prieto, que además participó activamente en las lecturas rituales de la Eucaristía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: