Fisioterapeutas y rehabilitadores del hospital de Torrevieja colaboran con los futbolistas en silla de ruedas del departamento

Powerchair

Los profesionales han iniciado una fase de colaboración para la difusión y captación de deportistas que formen parte de la sección de Fútbol “Powerchair” del Sporting Costa Blanca de Torrevieja. El Powerchair es un deporte de nueva implantación en nuestro departamento de salud que consiste en la adaptación del fútbol para deportistas en silla de ruedas motorizadas
Fisioterapeutas y médicos rehabilitadores del departamento de salud de Torrevieja, en el marco del desarrollo e implementación de acciones que fomenten hábitos de vida saludable entre la población, han iniciado una fase de colaboración para la difusión y captación de deportistas que formen parte de la sección de Fútbol “Powerchair” del Sporting Costa Blanca de Torrevieja.

El Powerchair es un deporte de nueva implantación en nuestro departamento de salud que consiste en la adaptación del fútbol para deportistas en silla de ruedas motorizadas. Este deporte adaptado facilita la actividad física de personas que, debido a su situación física, no pueden participar en otro tipo de disciplinas deportivas. De este modo, se consigue que los usuarios de esta modalidad obtengan todos los beneficios que reporta la práctica deportiva.

Desde las consultas de rehabilitación, y los diferentes gimnasios de fisioterapia distribuidos en los municipios que integran el departamento de salud, se identificarán posibles beneficiarios de esta práctica para informarles de la nueva posibilidad que se abre y de los numerosos beneficios que puede aportarles este deporte. De esta manera, el hospital de Torrevieja se pone, una vez más, al lado del deporte adaptado y la promoción de hábitos saludables como apuesta por mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Los profesionales del departamento de salud de Torrevieja están muy implicados con el tejido deportivo local. “Los deportistas obtienen mejoras tanto físicas como en el ámbito social, el emocional y/o psíquico. A nivel físico, la práctica de deporte en silla de ruedas facilita el trabajo de la musculatura de cuello, tronco y brazo, mejorando la fuerza y estabilidad corporal”, afirma David Valero, fisioterapeuta impulsor de la actividad. “Obtenemos un entrenamiento de motricidad fina y el incentivo del deportista en mejorar otros aspectos físicos para mejorar en su rendimiento deportivo. Esto facilita su colaboración e implicación dentro de sus tratamientos rehabilitadores paralelos a su práctica deportiva”, añade.

A nivel social, el fútbol en sillas de ruedas motorizadas permite a los usuarios sociabilizar y conocer nuevos compañeros, en situaciones muy similares a ellos mismos. Los deportistas obtienen beneficios en el desarrollo del compañerismo, la tolerancia, el respeto a las reglas, la disciplina, el pensamiento estratégico, el trabajo en equipo, el manejo de la frustración y la mejora de la autoestima.

Emocionalmente, el deporte aporta una mejora del bienestar y la felicidad, reduciendo estados de estrés y previniendo situaciones de ansiedad. Por todo eso, su práctica mejora la calidad de vida de sus practicantes teniendo un impacto muy importante en las personas que lo practican.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: