Fútbol: El Torrevieja bate al Benijófar e impide el alirón del Catral

Triunfo salinero por 3-1 después de recibir en contra un tempranero gol

El Torrevieja bate al Benijófar e impide el alirón del Catral

Álbum, pinchando sobre la foto

El Torrevieja se aferra a la segunda posición de la liga y esta jornada ha impedido el alirón del Catral, que no jugaba y que se podía haber proclamado campeón en caso de derrota salinera. No obstante, el equipo torrevejense cumplió con creces su responsabilidad, la de rendir al 100% hasta el final de la campaña y conquistar al menos un trabajado subcampeonato, ya que los catralenses son los virtuales, aunque no matemáticos, campeones.

Faltan 5 jornadas por disputarse y entre el primero y el segundo hay doce puntos de diferencia, mientras que el Cox, tercero con un partido más y dos puntos menos que el Torrevieja, continúa soñando con arrebatar la segunda posición a los salineros.

Sí que peligró la segunda posición torrevejense cuando frente al Benijófar el visitante Mou establecía el 0-1 en el Esteban Rosado cuando se llevaban disputados 9 minutos del acto inicial. Sin estar cuajando un partido brillante, los salineros habían gozado de un par de ocasiones, pero su rival tuvo más tensión competitiva en una acción a balón parado en la medular que terminó siendo el largo pase del gol.

El Torrevieja quiso demostrar que podía ajustarse a lo que demandaba el encuentro y con un saque de esquina de Amores, tocado posteriormente por Salva, Ángel establecía la igualada. Fue un tanto muy celebrado por los jugadores locales, que como una piña, querían basarse en el esfuerzo colectivo para dar la vuelta a la tortilla. Y una peligrosa internada de Luquitas, que fue un quebradero de cabeza para el Benijófar, concluyó en la falta que dio origen al 2-1. Cristian botó con su zurda de seda un golpe franco que se alojó en la red sin paliativos. La nueva celebración de los jugadores daba a entender la unión de los futbolistas.

En la reanudación llegó el premio al esfuerzo de dos jugadores como Ismael y Gonzalo. El primero, pese a estar ocupando una posición complicada como el lateral izquierdo, nunca le pierde la cara al partido y progresó en pared para servir al área, hasta que el segundo recortó y estableció el definitivo 3-1. Un premio para un choque en el “Gonza-Gol” percutió sin descanso, recibiendo la ovación de una grada que festeja el esfuerzo sin tregua de los suyos. Era el

El Benijófar, pese a sus apuros clasificatorios, se comportó como un noble rival en todo momento y aún obligó a esforzarse a Ramón al máximo en un contragolpe en el que ya se cantaba un 3-2 que finalmente no llegó. Y el dominio torrevejense fue obvio en el reparto de tarjetas: una para el bando local y cuatro, una de ellas transformada en doble amarilla, con la consiguiente roja. La expulsión ocasionó las protestas benijoferas, ya que se reclamó (y el vídeo así parece demostrarlo) que en la falta a Lukitas el defensor amonestado según el acta no fue quien realmente cometió la infracción.

Sea como fuere, los visitantes tienen que medirse ahora al Catral en una recta final de infarto en el que se juegan la permanencia en esta bonita y exigente categoría. El Torrevieja, por su parte, visitará el Racing San Miguel, en lo que será un verdadero derbi del Campo de Salinas, la subcomarca de la Vega Baja del Segura en la que geográficamente también está encuadrado el Montesinos.

En el conjunto salinero cabe hacer notar el “re-debut” de Nano, que ya jugó la temporada pasada, mientras que en el banquillo estuvo el joven portero cadete Iván Martínez. La honrilla de ser subcampeones en la temporada de debut en la categoría debe dar alas a cuerpo técnico y jugadores para intentar no dejarse ni un punto en juego en lo que resta de competición. Sin duda, el año próximo, se soñarán cotas mayores, pero qué duda cabe que lo primero es ir partido a partido y dejarse la piel por la camiseta y el proyecto a cada minuto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: