Indemnizan con 3.600 euros a un Guardia Civil de Torrevieja fuera de servicio lesionado cuando trataba de evitar un robo

La AUGC consigue que un individuo que pretendía efectuar un robo en una vivienda y agredió a un agente cuando fue detenido, sea condenado por estos hechos y además consigue una indemnización de 3600 euros para el guardia civil agredido

Cuartel de la Guardia Civil de Torrevieja

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Alicante queremos dar a conocer un nuevo logro de nuestros servicios jurídicos en favor de un agente de la Guardia Civil en los tribunales. Los hechos ocurrieron en marzo de 2020 en la localidad de Torrevieja, cuando un individuo tras saltar un muro perimetral de una vivienda de más de dos metros de altura con la clara intención de efectuar un robo, no logró su propósito debido a que fue sorprendido por un agente de la Guardia Civil vecino de dicho inmueble, intentando el autor de los hechos huir del lugar oponiendo fuerte resistencia con todo su cuerpo y cabeza para intentar zafarse e impedir su detención, lo cual no logró finalmente impidiendo así el agente que se produjese el robo.

Como consecuencia de los hechos, el guardia civil sufrió lesiones de importancia que requirieron para su cura tanto primera asistencia médica como tratamiento médico y/o quirúrgico y rehabilitación, impidiéndole realizar con normalidad sus funciones habituales como agente de la autoridad durante varios días.

El guardia civil lesionado y afiliado a la AUGC solicitó los servicios jurídicos de esta Asociación, siendo representado por el letrado Alberto Manuel Mollá Díez para ejercer la acusación particular contra el acusado que, previa a la celebración del juicio oral su defensa llegó a conformidad de las penas solicitadas por la acusación particular y el fiscal fallando el Magistrado Juez del Juzgado de lo Penal número Dos de Orihuela con sede en Torrevieja, que se condenara al acusado por un delito de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa, por un delito de resistencia y a un delito de lesiones imponiéndole pena de SEIS MESES DE PRISIÓN con INHABILITACIÓN ESPECIAL DE SUFRAGIO PASIVO por el primero de ellos y otros cuatro meses y quince días de multa por los otros dos delitos, así como condenando a indemnizar al guardia civil lesionado en la cantidad de 3600 euros en concepto de responsabilidad civil.

Al acusado que ya cumplió dos meses de prisión preventiva desde el momento de su detención, se le acordó la suspensión de la condena impuesta de ingreso en prisión, quedando condicionada a no cometer delitos en el periodo de dos años y siempre que quedara satisfecha la responsabilidad civil objeto de la condena.

Desde la AUGC de Alicante, queremos mostrar nuestra satisfacción por la sentencia impuesta y felicitar en primer lugar al agente que, estando sólo y fuera de servicio no dudó en actuar para evitar ese hecho delictivo, así como a nuestros servicios jurídicos y a nuestros afiliados por este nuevo logro que, vuelve a dejar patente la importancia de estar más protegidos y representados en un procedimiento penal cuando comparecen como acusación particular, con su propio abogado y procurador facilitado por AUGC, para que sus agresores reciban el máximo castigo posible y para que se les indemnice en la cantidad justa y adecuada por las lesiones que han padecido durante el ejercicio de sus funciones.

A la vez, desde AUGC Alicante insistimos en solicitar a las autoridades judiciales que sigan aplicando el máximo rigor penal y sancionador posible en este tipo de hechos, para evitar “que las agresiones, insultos y amenazas” a las Fuerzas de Seguridad del Estado se conviertan en algo habitual, y crean esa “sensación de impunidad” que en muchas ocasiones tienen este tipo de agresiones contra los agentes.

AUGC es la decana de las asociaciones profesionales. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: