La Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída, celebró su primera Misa de Cuaresma, en su nueva sede canónica

La imagen del titular, ha sido recientemente restaurada por el escultor torrevejenses, Víctor García Villalgordo.

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída, celebró su primera Misa de Cuaresma, en su nueva sede canónica

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

La Iglesia Parroquial de San Pedro y San Pablo, acogió en la tarde de ayer la Misa de Cuaresma de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de La Caída, que fue oficiada por el párroco Pedro Payá Giménez, contando con la presencia de la Presidenta de Cofradía Rosario Chazarra, junto a su junta directiva al completo, así como los representantes de la Junta Mayor de Cofradías, Ernesto Gea y Josán Fernández y presidentes, hermanos mayores y componentes de otras cofradías.

Este acto coincide con el establecimiento de la nueva sede canónica de la Cofradía, donde su titular permanecerá, tras muchos años sin hacerlo, expuesta al culto. En el ofertorio, miembros de la Cofradía, realizaron una importante donación de productos de primera necesidad e higiénicos para Caritas Parroquial, destinados a aquellos en estado de exclusión.

En la parte musical de la celebración intervinieron Alicia Vallejos como clarinete solista, Gema Ruiz en la percusión y Aurelio Martínez al órgano. Entre las obras interpretadas destacaron la versión realizada de “Jesús de la caída” del maestro Alberto Escámez que acompaña al paso en sus salidas procesionales. También la melodía y el poema creados por Expedito Vázquez que llenó de sentimiento el momento final de la celebración. Además, sonaron otras obras como “La Última y Sagrada Cena” de Aurelio Martínez, cuyo conjunto escultórico recibe culto también en la misma Parroquia.

Para cerrar el acto los presentes oraron por la paz en Ucrania y la presidenta de “La Caída”, entregó al párroco de San Pedro y San Pablo un pergamino, en el muestra el agradecimiento de la entidad, por la acogida dispensada a la imagen titular.

Víctor García realizó una brillante restauración del Cristo de la caída

La imagen del Cristo de la Caída titular, de la Cofradía del mismo nombre fue sometida a una importante restauración con brillantes resultados, a cargo del escultor torrevejense Víctor García Villalgordo. La imagen realizada en 1954 por los también torrevejenses escultores Rafael y Fulgencio Blanco, sufría varios dilataciones y desprendimientos del estuco por causa del paso del tiempo y de los cambios bruscos de temperatura. También era evidente el desgaste y las carencias producidas en el policromado de la venerada imagen y la suciedad acumulada del propio polvo de la atmósfera.

Víctor García práctico a esta imagen, una de las más queridas de la Semana Santa salinera, la limpieza superficial , reposición de carencias del estuco y cierre de dilataciones, se incorporaron espinas en madera en la corona y se volvió a policromar la zona reintegrada. El Señor por último fue protegido por una capa protectora de cena para su futura conservación. También por este motivo se realizó una réplica de su cruz está un poco corta, llamada “Cruz de camarín”, para el altar de cultos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: