La Conselleria de Agricultura da el visto bueno al proyecto de la primera granja marina en Torrevieja

Esta instalación se ubicaría en mar abierto en zona próxima al puerto de Torrevieja

Panorámica de granja marina (Archivo)

El Diario Oficial de la Generalitat Valenciana ha publicado hace unos días datos y la declaración de impacto ambiental de las nuevas instalaciones acuícolas de Gramabasa situadas en la costa de Torrevieja. Sobre este proyecto de piscifactoría en la ciudad, han publicado que lo consideran “aceptable, siempre y cuando se desarrolle de acuerdo con lo establecido en el estudio de impacto ambiental”.

La empresa Granja Marina Bahía de Santa Pola (Gramabasa) es la que está detrás de este proyecto de producción de dorada y lubina en jaulas flotantes en el término municipal de Torrevieja. Según explican desde la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, el proyecto tiene como objetivo construir una granja marina para el engorde de dorada y lubina y alcanzar, tal y como indica el promotor, una capacidad productiva de 8.000 toneladas al año.

Esta instalación se ubicaría en mar abierto en zona próxima al puerto de Torrevieja, ocupando un polígono de 221,8 hectáreas.
Para la construcción de la instalación, se realizará el balizamiento perimetral mediante sistema de fondeos y señalización con boyas y balizas reglamentarias. El sistema de fondeo se compone de líneas de entramado, amarre y fondeo. El entramado forma una cuadrícula alrededor de cada jaula y las cuadrículas se unen en sus extremos al denominado volante de distribución, siendo este el nexo de unión entre las líneas de entramado, fondeo y amarre. A los volantes de distribución se enganchan las boyas de sustentación, de diferentes dimensiones, cuya misión es la de aportar flotación al entramado, líneas de fondeo y amarre y actuar a modo de amortiguador ante las oscilaciones dinámicas. El dimensionamiento de las líneas de fondeo, amarre y entramado dependerá de forma directa de las fuerzas que se ejerzan sobre el polígono.

Este mismo informe indica que el proceso productivo se iniciará con la siembra de alevines de entre 15 y 80 gramos procedentes en su mayoría de la (hatchery) (cría de alevines) de preengorde que tiene el grupo Culmarex en Palma de Mallorca. La cantidad de alimento que se suministrará a los peces dependerá de la época del año, temperatura del agua y del peso del pez.

Se realizarán tareas de mantenimiento de la instalación consistentes en revisar y controlar de forma periódica las redes de las jaulas y los anclajes de estas, así como el cambio de redes conforme a la luz de malla que van requiriendo los peces en función del aumento de tamaño de los peces. Además, se realizarán muestreos periódicos, controles sanitarios, se eliminarán las posibles bajas y se observará el comportamiento de los peces.
La solicitud sobre la evaluación de impacto ambiental de este proyecto se inició el pasado mes de septiembre de 2019.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: