La Diputación activará en los primeros meses de 2023 un Fondo de Emergencia de 115 millones para combatir la subida de la energía y de la cesta de la compra

El responsable provincial denuncia las políticas de la Generalitat en sanidad, educación y servicios sociales, así como la falta de inversiones en los Presupuestos Generales del Estado y los recortes del trasvase

Debate Estado Provincial

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha avanzado esta mañana durante el Debate del Estado de la Provincia que la institución provincial activará durante el primer cuatrimestre de 2023 un Fondo de Emergencia dotado inicialmente con 115 millones de euros extraordinarios para luchar contra la subida de los precios de la energía y la cesta de la compra.
De esta forma, y una vez se disponga de los remanentes, se prevé poner en marcha para todos los municipios una nueva campaña de bono consumo, en este caso con un montante global de 20 millones de euros, dos más que en 2022, mientras que las ayudas a autónomos, empresas y profesionales para combatir la crisis energética pasará de 9 a 15 millones de euros.
En este punto, y tal y como ya anunció ayer el presidente tras reunirse con los representantes de ATA, en el primer trimestre del próximo ejercicio se activará un plan específico de 5 millones de euros para ayudar a autónomos a sufragar el alquiler de sus locales, la misma cantidad que se destinará a pymes y micropymes con el mismo fin.
Mazón ha apuntado, además, que este Fondo Extraordinario tendrá un marcado carácter social, ya que se ha previsto mantener las ayudas a ayuntamientos para hacer frente al gasto social motivado por la crisis del COVID, aunque la partida se incrementará el próximo ejercicio también, pasando de 9 a 15 millones de euros.
Finalmente, gracias a este ambicioso programa inversor, se prevé reforzar el Plan +Cerca de la Diputación, que aumentará su dotación hasta los 40 millones de euros, 4 más que en 2022.
Estos 115 millones de euros en ayudas suponen, según ha explicado, 34 millones más de lo invertido en este ejercicio con estas mismas finalidades ha indicado el presidente, quien se ha mostrado una vez más abierto a dialogar con la oposición los presupuestos de la institución provincial para el próximo ejercicio, en los que ya se está trabajando, y a estudiar las propuestas de todos los grupos si estás benefician al conjunto de la provincia.
Durante este pleno monográfico, el segundo de estas características que se celebra en esta legislatura y que ha presidido la vicepresidenta primera, Julia Parra, Mazón ha repasado también algunas de las inversiones impulsadas por la Diputación en este ejercicio, en el que, tal y como ha detallado, se han movilizado más de 178 millones de euros con remanentes para apoyar a los ayuntamientos, pymes, autónomos y familias a superar la crisis económica y social derivada tanto de la pandemia como del alza de los precios, especialmente en materia energética.
“Yo lucho por mi provincia todos los días, lo he hecho toda mi vida y lo seguiré haciendo allá donde esté, porque soy un provincianista convencido y estoy seguro de que a la Comunitat Valenciana le va a ir mucho mejor con una provincia de Alicante más fuerte y reivindicativa”, ha afirmado el presidente.
Frente a estos números, Mazón ha criticado las políticas desarrolladas por el Consell que preside Ximo Puig en sanidad, educación y servicios sociales en la provincia, denunciando la falta de inversiones, al igual que el “ninguneo” del Ejecutivo de Pedro Sánchez en materia de agua “con 20 recortes políticos consecutivos del trasvase Tajo-Segura” y también en materia de financiación, “colocando a la provincia de Alicante en el puesto 52 de 52 en cuanto a inversiones en los Presupuestos Generales del Estado”.
Respecto al sistema sanitario valenciano, ha advertido que los datos en la Comunitat Valenciana son peores que en la Comunidad de Madrid. Así, ha apuntado que nuestra región ocupa el puesto 14 de 17 en cuanto a profesionales del sistema de salud y ha puesto como ejemplo la ratio de médicos del 3,3 frente al 3,7 de la región madrileña o las listas de espera, que en la Comunitat es de 108 días frente a los 71 días de Madrid.
“Podemos hablar de cómo nuestros SAMUs van sin médico, de cómo este gobierno decidió centralizar en Valencia el CICU, de cómo en La Vila sólo hay pediatras en urgencias y del colapso que han generado en Torrevieja por una mera cuestión de prejuicios”, ha continuado Mazón, quien ha apuntado, además, que a pesar de que “el tripartito de izquierdas valenciano ha demonizado la privada durante tantos años”, ha incrementado un 600% en siete años los recursos para intervenciones quirúrgicas en la sanidad privada o en un 106% los conciertos con este tipo de hospitales.
El responsable alicantino también ha puesto de manifiesto que “en siete años el tripartito no ha construido ni un centro de salud ni un hospital nuevo en la provincia”, al tiempo que ha cuestionado sus políticas en materia de salud mental, afeando que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, olvide a Alicante en este ámbito y, sin embargo, colabore económicamente con el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. “Al señor Puig siempre le ha gustado, como a Pedro Sánchez, mirar más al norte, más a Cataluña que a la provincia de Alicante”, ha señalado.
En materia sanitaria, finalmente Mazón ha recordado que este gobierno ha sido condenado en reiteradas ocasiones por desproteger a los médicos- la última sentencia conocida ayer mismo en relación a los profesionales de la sanidad privada- y ha censurado la implantación del requisito lingüístico para la consolidación de plazas en el sistema público valenciano que, ha concluido, “está abandonado, en precario por pura ideología, con saturación de urgencias, largas listas de espera, falta de personal y profundo deterioro de infraestructuras”.
Durante su primera intervención en el debate, el presidente también ha recriminado la política educativa del Consell, “porque sube la partida de barracones y baja la de construir institutos”, y el “abandono, ninguneo y discriminación hacia la provincia de Alicante del presidente Puig” en materia cultural en estos últimos siete años. “A la cultura en esta provincia han renunciado directamente”, ha lamentado Mazón, quien también ha criticado que desde el área social “tampoco se haya construido ni una sola residencia ni un solo nuevo centro de día para nuestros mayores” y se haya aumentado un 33% el concierto con empresas privadas “sin que se invierta en el sistema público”.
En este punto, ha recordado que Alicante es la tercera provincia de España con menos residencias para mayores por habitante, que el ingreso mínimo vital solo llega a 1 de cada 5 hogares en situación de pobreza y que las listas de espera en dependencia, “y a pesar de que Mónica Oltra se comprometió a acabar con ellas en 2021”, es de 4.443 personas solo en la provincia. Además, rechaza la falta de ayudas específicas por parte del Consell para combatir la pobreza energética.
El dirigente alicantino ha cargado también contra el Ejecutivo Central por su política “totalmente arbitraria” con respecto al Tajo-Segura, que ha provocado, según ha detallado, pérdidas económicas por más de 590 millones de euros en cuatro años. “El Ejecutivo de Sánchez ha creado una deuda del agua con la provincia de Alicante, si no teníamos bastante con la deuda de financiación y de inversiones”, ha denunciado Mazón, quien ha criticado, asimismo, que Pedro Sánchez “torpedee también el Júcar-Vinalopó al retirar de sus presupuestos los diez millones necesarios para arreglar el principal embalse regulador del agua de esta infraestructura”.
La política autonómica en materia de prevención de incendios, la imposición de la tasa turística, el “guirigay fiscal en el Consell de Ximo Puig”, la falta de ejecución de planes como Vega Renhace o la ausencia de inversiones en infraestructuras ferroviarias y de movilidad son otros de los asuntos que el presidente de la Diputación ha puesto encima de la mesa para asegurar que “ni el Gobierno de Pedro Sánchez ni el de Ximo Puig han sido capaces de cubrir nuestra infrafinanciación, fruto del modelo implantado por Zapatero, apostando por infraestructuras que generen valor a nuestro territorio”.
Durante el turno de los portavoces de los distintos grupos políticos, el portavoz de Ciudadanos y diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, ha destacado en el debate provincial “que Alicante ha demostrado una gran resiliencia por su capacidad de reponerse ante los sucesos adversos de los últimos años, pese a los palos en las ruedas impuestos por los gobiernos autonómico y central”.
El diputado ha enumerado entre las decisiones que han perjudicado a la provincia el agravio fiscal, la tasa turística, el recorte del trasvase Tajo-Segura o la baja inversión del Estado en Alicante, “relegada por segundo año al último puesto por Sánchez y sus socios separatistas”. Según los datos presentados, Alicante también está por debajo de la media de financiación de las diputaciones del arco mediterráneo, con 145 euros por habitante frente a 249 euros, “una diferencia que supone 200 millones de euros menos en nuestro presupuesto”, ha criticado.
En este contexto, Gutiérrez ha remarcado la imposibilidad de acometer infraestructuras vitales para la provincia como el eje ferroviario entre Alicante-Elche, el tren de la Costa, el Corredor Mediterráneo o mejoras en las autovías. “Ni una sola de estas demandas históricas ha sido atendida por administraciones que solo ofrecen fantasmagóricas compensaciones”, ha recriminado.
El titular de Infraestructuras ha mantenido que “mientras unos castigan a nuestra provincia, este equipo de gobierno atiende a todos los municipios con transparencia, gestión, planes, consenso, reformas, inversión y especial atención a los más vulnerables”. En este sentido, ha destacado el desarrollo de nuevas ayudas para paliar los daños de los incendios, para empresarios, para la reactivación del consumo y afrontar la subida energética y también el desarrollo de inversiones con planes como Planifica y Más Cerca, dotados con más de 140 millones de euros. Otros frentes desarrollados desde las áreas que dirige la vicepresidenta, Julia Parra, son las mejoras que han convertido la institución en un referente en Transparencia y un aumento significativo del presupuesto de Cultura para acabar con el agravio del Consell “que solo destina 2,12 miserables euros por cada alicantino frente a 15,70 euros en Valencia y 14,10 euros en Castellón”, ha confirmado Gutiérrez.
El diputado ha alertado además de que “la interferencia y dejadez de otras administraciones ponen en riesgo nuestra estabilidad”, en referencia a la Ley del Fondo de Cooperación y a los 52 millones de euros por asunción de competencias autonómicas. Gutiérrez ha culpado a la coalición PSPV-Compromís “por no anteponer los intereses de esta provincia, ignorando a los pequeños municipios e incluso a los alcaldes y alcaldesas de su mismo partido”.
Desde las filas de los populares, su portavoz, Eduardo Dolón, ha puesto en valor el potencial de la provincia de Alicante y de sus sectores productivos y ha denunciado que el desarrollo del territorio “está bloqueado por el ninguneo a nuestra provincia de las administraciones autonómica y central” en referencia a la escasa inversión recogida en los PGE, con solo 85 euros por habitantes, el agravio en materia de movilidad y transporte ferroviario o la imposición de impuestos como la tasa turística que tiene previsto aprobar la Generalitat.
“La Diputación de Alicante es la única administración que abandera con inversiones el apoyo a los municipios y a los ciudadanos de esta provincia”, ha afirmado Dolón, quien ha puesto en valor el trabajo desarrollado en materia de ciberseguridad, movilidad sostenible o prestaciones sociales, especialmente apoyando a los municipios más pequeños “ante el ninguneo del resto de administraciones”.
Por su parte, PSOE y Compromís han defendido las políticas del Consell que, según ha apuntado el portavoz socialista, Toni Francés, “es el que más ha hecho para implementar recursos a los servicios públicos de sanidad, educación o servicios sociales, que fueron desmantelados por el anterior Gobierno del Partido Popular, y el que más ha apostado por la provincia de Alicante”. En este sentido, ha citado proyectos como Distrito Digital y el Centro para el Estudio del Envejecimiento en la ciudad de Alicante o la Plataforma Inteligente de Destinos en Benidorm.
Desde la oposición también se ha criticado la “baja ejecución” del presupuesto de la Diputación de Alicante, así como que “sea la institución provincial que menos destina a los municipios de la provincia y la que menos invierte en obras y servicios”, según ha afirmado el portavoz de Compromís, Gerard Fullana, quien ha centrado gran parte de su intervención en criticar a los anteriores gobiernos del PP, a los que ha tachado en varias ocasiones de “corruptos”.
Ante estas críticas, Mazón ha afeado que el portavoz de la formación nacionalista no hay hecho ninguna mención a asuntos tan importantes como el agua y, en contraposición a sus críticas, ha repasado la “larga lista” de cargos del actual gobierno valenciano que se encuentran imputados por casos como el del ex marido de Mónica Oltra o el del hermano de Ximo Puig. “Esta es la ejemplaridad de la que ustedes presumen”, le ha espetado el presidente de la Diputación a Fullana.

Finalmente, Mazón ha lamentado que Ximo Puig no tenga previsto participar mañana en la concentración convocada por la Plataforma per un Finançament Just y ha criticado, en este sentido, “que el president de la Generalitat tendrá que decidir si es primero de su partido o de su tierra”.

MÁS FOTOS

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: