La Diputación alega contra el Plan del Tajo del Gobierno porque reducirá dramáticamente la llegada de agua a la provincia

Carlos Mazón alerta de que este Plan supondrá una reducción del 20% del agua trasvasada al Segura

Trasvase Tajo-Segura

La Diputación de Alicante presentará alegaciones al borrador del Plan Hidrológico del Tajo (PHT) porque si se aprueba, tal como está redactado, supondrá una notable reducción del agua a trasvasar al río Segura, lo que repercutirá gravemente en la agricultura y la economía de la provincia, además de afectar negativamente al entorno natural de la Vega Baja.

La presentación de las alegaciones al Plan del Tajo y a los borradores de los planes de las cuencas del Júcar y del Segura se ha dado a conocer esta mañana en la reunión telemática que ha mantenido la Comisión Provincial de Agua de la Diputación, un encuentro en el que ha participado el presidente de la institución provincial, Carlos Mazón; la vicepresidenta segunda y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna; además de diputados y representantes de los ayuntamientos, de los agricultores, de los regantes y de las organizaciones empresariales.

Mazón ha alertado de las “dramáticas consecuencias” que tendrá la aprobación del borrador del PHT y ha recordado los continuos recortes al trasvase de agua al Segura decretados por el Gobierno de Pedro Sánchez. “El plan del Tajo es un nuevo ataque a la provincia, un nuevo cuchillazo al trasvase de la ministra socialista Teresa Ribera”, ha explicado Mazón. En este sentido, ha hecho referencia al recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Diputación de Alicante ante el Tribunal Supremo contra el decreto del Gobierno que modifica las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura.

“Los planes hidrológicos del gobierno de España para el Tajo, para el Júcar y para el Segura, especialmente los del Tajo y el Júcar, son muy dañinos para la provincia de Alicante”, ha destacado Mazón, quien ha alertado de que “invalidan prácticamente el trasvase y son un atentado muy duro para nuestra provincia en materia hídrica cuando más lo necesitamos y cuando más estamos exigiendo el agua que nos corresponde”.

“Hoy hemos alegado desde la Diputación Provincial, desde la Mesa del Agua donde estamos todos: todos los partidos políticos, todos los regantes, donde están todos los agricultores, todos y de una vez. Creo que es muy importante reflejar esta unidad porque seguimos trabajando, seguimos alegando en todas las vías, no solamente en la reivindicación sino también en los planes, en las alegaciones, en los recursos. Y vamos a seguir por esta vía permanentemente, defendiendo este agravio, de nuevo otro agravio más, con estos planes hidrológicos que recortan el agua, y esto no lo vamos a permitir”, ha apuntado el presidente de la Diputación.

En una de sus alegaciones al Plan del Tajo, la institución provincial señala que el aumento de los caudales ambientales previsto en el borrador no está justificado porque en la actualidad los caudales circulantes en la cabecera del río no suponen una causa de deterioro. Según la información proporcionada por el propio borrador, el estado ecológico de las masas de agua en los tramos fluviales de cabecera se califica como bueno.

Las alegaciones presentadas por la Diputación al borrador del Plan del Tajo han sido trabajadas conjuntamente con el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), que en un reciente informe alerta sobre las negativas consecuencias para la provincia del aumento de caudales a su paso por Aranjuez. Este incremento supondría, según este documento técnico, un descenso de más del 20% en los trasvases desde la cabecera del Tajo al Segura, que pasarían de 340 a 271 hm3 anuales de media. El informe concluye que el descenso en el trasvase de agua para consumo urbano sería del 18%, mientras que para el regadío alcanzaría el 21%.

Durante la reunión de la Comisión Provincial de Agua, la Diputación de Alicante también ha dado a conocer las alegaciones que presentará ante las confederaciones a los borradores de los planes de las cuencas del Júcar y el Segura.

En sus alegaciones al borrador del Plan Hidrológico del Júcar (PHJ), la institución provincial señala que el documento no plantea ninguna solución al problema del precio del agua, sino que lo agrava, eliminando el compromiso de no repercutir los costes de amortización de la infraestructura del trasvase Júcar-Vinalopó a los usuarios. Además, tampoco aborda las cuestiones más complejas que se refieren a la sobreexplotación de los acuíferos del Alto Vinalopó, un problema sobre el que ha alertado el catedrático Joaquín Melgarejo. Por su parte, Angel Urbina, de la Junta Central de Usuarios del Trasvase Júcar-Vinalopó ha asegurado que esta infraestructura es el proyecto que “mejor vertebra la Comunidad Valenciana” y, en este sentido, ha pedido mantener el compromiso para seguir luchando por ella.

En relación a las alegaciones al Plan Hidrológico del Segura (PHS), la Diputación señala en sus alegaciones que para que esta planificación tenga efectividad, con carácter previo tienen que ser recogidas las observaciones realizadas por la institución provincial a los planes del Tajo y el Júcar.
.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: