La Diputación de Alicante logra que la Generalitat reconozca a las diputaciones en el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del Territorio

La administración alicantina ha destinado en 2021 un total de 150.000 euros para la redacción de los planes generales de los ayuntamientos más pequeños

Carlos Mazón, presidente de la Diputación

Las alegaciones presentadas por la Diputación de Alicante al Texto Refundido de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Generalitat han permitido incorporar en el nuevo articulado de esta norma una referencia a las competencias de asistencia a los municipios de las diputaciones provinciales, en este caso en materia urbanística, ya que no se reconocían expresamente.
La institución provincial alicantina ha querido de esta forma hacer valer el papel de colaboración y asistencia que tienen las diputaciones para los municipios, especialmente hacia aquellos con menor capacidad económica y de gestión.
Según ha explicado el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, en el trámite de participación pública sobre el proyecto del texto refundido, la institución alicantina presentó una alegación en la que solicitaba que se incluyera en el apartado 1 del artículo 2, que hace referencia a las competencias de la Generalitat y los municipios, una referencia a las competencias de asistencia a los municipios de las diputaciones provinciales, en consonancia con lo que ya se indicaba de modo expreso en el artículo 286.3 del borrador del texto refundido.
La sugerencia de la Diputación de Alicante ha sido admitida y, de esta forma, al artículo 2.1 que establecía: ‘Corresponde a la Generalitat y a los municipios ejercer las potestades de planeamiento, gestión y disciplinas, referidas a las ordenaciones territorial y urbanística, de acuerdo con lo establecido en la presente ley’ se ha incorporado a continuación el enunciado: ‘Las diputaciones provinciales prestarán asistencia y colaboración a los municipios de menor capacidad económica y de gestión en sus competencias urbanísticas en los términos establecidos en la legislación reguladora de las bases del régimen local’.
Mazón ha resaltado el “papel esencial que las diputaciones tienen para los municipios, de forma especial para los más pequeños que, sin nuestro apoyo y asistencia, no podrían hacer frente a cuestiones esenciales para el día a día de los pueblos y para ofrecer los mejores servicios a los ciudadanos”.
Por ello, ha añadido, “es importante que se reconozca expresamente las competencias de asistencia de las diputaciones y eso es lo que hemos conseguido introducir en la norma que regula la actividad urbanística y la ordenación del territorio valenciano”, ha añadido.
El dirigente alicantino ha recordado, por otra parte, que la Diputación alicantina tiene un amplio conocimiento en materia de urbanismo y viene desde hace años asesorando y colaborando con los municipios en la redacción de sus planes generales. De esta manera, solo en 2021, el Área de Arquitectura de la institución provincial ha destinado 150.000 euros a la redacción de estos documentos para los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, “ya que estas localidades carecen de los medios económicos, materiales y humanos necesarios para realizar esta tarea, fundamental para un desarrollo adecuado y sostenible de los entornos urbanos”.
Finalmente, Mazón ha destacado la labor realizada por los Servicios Jurídicos de la Diputación de Alicante y el rigor técnico con el que han trabajado para mejorar el texto refundido y salvaguardar los intereses de la institución provincial.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: