La Guardia Civil de Torrevieja colabora en la detención de una banda que aprovechaba las visitas a sus familiares para robar en fincas de los alrededores

Su vivienda la tenían fijada en Alicante y se desplazaban hasta la Vega Baja para ver a la familia y, de paso, localizar lugares en los que robar

Inspección ocular y detención

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Almoradí a dos hombres y ha investigado a otros dos, como presuntos autores de cinco delitos de robo con fuerza, un delito de daños, un delito de simulación de delito y un delito de pertenencia a grupo criminal. Aprovechando las visitas a familiares, se desplazaban desde su vivienda, en Alicante, hasta localidades de la Vega Baja para robar en el interior de casas de campo, que estuvieran de camino.

La Guardia Civil de Alicante ha desarticulado un grupo criminal estructurado y asentado en la ciudad de Alicante, dedicado a perpetrar robos en explotaciones agrícolas de la comarca de la Vega Baja del Segura.
La operación comenzó a finales del mes de abril, tras recoger la primera denuncia sobre un robo ocurrido en una casa de campo de la que sustrajeron un apero y una trajilla de tractor mediante la rotura previa de la reja metálica.

Al cabo de tres semanas, los investigadores ya conocían bastantes datos de este grupo organizado. Era su líder quien escogía los lugares donde realizar los robos, preferentemente en fincas situadas cerca de caminos, sendas o similares, que les cogieran de paso al regresar de visitar a la familia, en la Vega Baja.
Los objetos que solían sustraer eran aperos, útiles de labranza o herramientas metálicas, es decir, cualquiera que pudieran transportar a su lugar de residencia, para desmenuzarlos en fracciones irreconocibles y acabar vendiéndolos en chatarrerías cercanas.

Pero el punto de inflexión de la investigación, sucedió el día en el que después de robar en cuatro viviendas, del término municipal de Rojales, y ser avistados por un vecino, trataron de huir a toda velocidad en su furgoneta, que acabó encallada en una acequia. Aunque al principio casi quedaron atrapados, pudieron salir corriendo por su propio pie antes de que llegara la policía.
Dentro de la furgoneta se encontraron los enseres que acababan de sustraer: cuatro rollos de alambre fino, cien tubos galvanizados, una reja de hierro, un carrito de bebé, dos cajas de herramientas, una cizalla, una horquilla de aperos para tiro de animales, dos motocultores… y un gallo.

A pesar de su huida, se consiguió la identidad completa de los cuatro ocupantes del vehículo de aquel día, y la semana pasada detuvo a dos de ellos y a la investigación de los otros dos.
Esta operación, dirigida por el Equipo ROCA de Torrevieja (Equipo contra el Robo en el Campo) ha permitido esclarecer cinco delitos de robo con fuerza y un delito de daños en explotación agrícola, cometidos en Formentera del Segura y Rojales, así como otro delito de simulación de delito, cometido en Alicante. También han intervenido el Área de Investigación del Puesto de San Vicente del Raspeig y agentes del Puesto de la Guardia Civil de Novelda.
Tras su puesta a disposición judicial, los principales investigados quedan en libertad con cargos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: