La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana en Hondón de los Frailes

Contaba con un sofisticado sistema de alarma y de unos perros peligrosos para cuidar de la finca en su ausencia.Por otro lado, en la localidad de Aspe, se detuvo a un conductor por un presunto delito de tráfico de drogas

Cocaína del control de Aspe


Marihuana de Hondón de los Frailes

La Guardia Civil ha detenido en Dolores a un hombre de 43 años como presunto autor de un delito contra la salud pública, por cultivo de drogas, y un delito de defraudación de fluido eléctrico. Asimismo, se ha detenido a otro hombre por tráfico de drogas en una carretera de la localidad de Aspe.
Agentes de la Guardia Civil de Aspe han detenido esta última semana a dos hombres relacionados con el tráfico y cultivo de drogas. El primero de ellos se detuvo en la localidad donde residía, Dolores (Alicante), tras una investigación iniciada en el mes de abril sobre una finca situada en Hondón de los Frailes. La segunda detención se produjo en Aspe, a raíz de un dispositivo de control de vehículos en la vía pública.
Una finca en Hondón de los Frailes con una plantación de marihuana videovigilada
A mediados del mes de abril, la Guardia Civil de Aspe tuvo conocimiento de que una vivienda rural de Hondón de los Frailes podía estar dedicada al cultivo indoor de plantas de cannabis.
Durante varios días los agentes acudieron a vigilar la finca para poder encontrar indicios del cultivo, pero exteriormente no había nada que hiciera pensar que dentro se escondía una plantación de esas características, excepto por el hecho de un enganche ilegal a la red general, a pesar de carecer de contrato de suministro eléctrico.
Ante tales evidencias, se solicitó autorización judicial para la entrada y registro, que se realizó en presencia de dos testigos porque el investigado no se encontraba en el domicilio. Cuando trataron de entrar, los investigadores se encontraron con un sofisticado sistema de alarma, dotado de sensores de movimiento y grabación de vídeo, que el propietario había instalado para asegurarse de que nadie accediera a su parcela y, por ende, a su plantación de marihuana.
Una vez consiguieron desactivarlo, por mediación de la central de alarmas, tuvieron que enfrentarse a un muevo problema: dos perros peligrosos que de no ser por la actuación de personal especializado, habrían causado lesiones a los agentes.
Cuando ya pudieron realizar el registro en sí, hallaron en la parte inferior de la piscina dos habitáculos de 25 m² que ocultaban una sofisticada plantación de marihuana, con 80 plantas de tamaño mediano, 59 plantas de tamaño grande y 130 gramos de grifa, es decir, marihuana seca y triturada. Además de todo tipo de aparatos necesarios para un cultivo de esta envergadura: lámparas halógenas, un aparato industrial de aire acondicionado, un gran filtro de aire para evitar la salida de olores al exterior y una sofisticada máquina para el pelado, deshojado y picado de las plantas.
Al día siguiente del registro, se llevó a cabo la detención del presunto autor de los hechos, un vecino de Dolores (Alicante), por un delito contra la salud pública -por cultivo de sustancias estupefacientes- y un delito de defraudación de fluido eléctrico. Tras ser puesto a disposición de la autoridad competente, quedó en libertad con cargos.
Detenido con 10 dosis de cocaína en un control de desplazamientos
Por otro lado, agentes de la Guardia Civil de Aspe también han detenido a un hombre de 54 años, al que le incautaron 10 dosis de cocaína cuando se le identificó durante un dispositivo de control de desplazamientos, motivado por el estado de alarma. Fue al bajar de su vehículo, cuando los agentes observaron que le sobresalía del pantalón un trozo de servilleta de papel, de la que cayeron 10 envoltorios con una sustancia de color blanco en roca, que dio positivo en cocaína en análisis posteriores.
Inmediatamente, se procedió a su detención como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, quien ya contaba con antecedentes por hechos similares, y a la incautación del vehículo utilizado para el transporte de dicha sustancia.
Tras declarar ante la autoridad judicial competente por medio de videollamada, desde dependencias de la Guardia Civil de Aspe, fue puesto en libertad con cargos, con la obligación de comparecer en juzgado cuando fuere requerido para ello.
Además de la detención, esta persona fue propuesta para sanción administrativa dado que su desplazamiento y estancia en la vía pública no estaba incluida en las excepciones que determina el actual estado de alarma.

 

Cocaína del control de Aspe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: