La Guardia Civil desmantela una red que extorsionaba a usuarios de páginas web de contactos

Los agentes han detenido a todos los miembros de la banda por los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, estafa y extorsión. Aunque se han identificado víctimas en España y Alemania, no se da por concluida la operación, ya que se ha acreditado que más de 2.100 usuarios de estas páginas web han sido extorsionados por esta banda

Momento de la operación

La Guardia Civil de Alicante, en el marco de la operación Connor, ha desarrollado una investigación para desmantelar una organización criminal que se dedicaba a extorsionar a usuarios de páginas web especializadas en citas online y a realizar estafas por medio del método phishing. Entre los meses de mayo y junio, han sido detenidos todos los miembros de la banda en las localidades de Denia y Ondara.

Las investigaciones se iniciaron en febrero del 2022 a raíz de una denuncia interpuesta en el Puesto de la Guardia Civil de Callosa de Ensarriá. La víctima manifestó a los agentes que, tras acceder a una página web de contactos, una persona había empezado a extorsionarle con la finalidad de que le realizase unos pagos, y para ello no dudaban en amenazarle con imágenes de armas de fuego.

Ante la magnitud de los hechos y con la finalidad de esclarecerlos, el Puesto Principal de Callosa de Ensarriá dio inicio a la operación Connor.

En una primera fase de la operación, tras un análisis de toda la documentación obtenida, los agentes identificaron el modus operandi utilizado por el grupo criminal. Por un lado, seleccionaban a las víctimas, siempre varones, por medio de anuncios de contactos en páginas web especializadas en este tipo de servicios. Una vez seleccionada la víctima, la banda se hacía pasar por una mujer que supuestamente ofrecía servicios sexuales. Los servicios finalmente no eran realizados pero, sin embargo, el grupo criminal iniciaba unas maniobras de hostigamiento a la víctima, llegándola incluso a amenazar mediante el envío de fotografías de armas de fuego entre otras.

Los delincuentes no dudaban en invertir más de 30.000 euros anuales en las páginas web, para así lograr que sus anuncios fuesen los primeros en aparecer, consiguiendo de esa forma aumentar el número de posibles víctimas.

La extorsión no era el único método utilizado por la banda, también se habían especializado en estafas bancarias por la modalidad del phishing. Por el envío masivo de correos electrónicos, obtenían las contraseñas y la información bancaria de las nuevas víctimas para seguidamente realizar extracciones en efectivo desde cajeros automáticos sin conocimiento de los titulares.

Finalmente, para blanquear el dinero obtenido con los ilícitos penales, utilizaban la técnica financiera de diversificación entre cuentas corrientes, vehículos y artículos de lujo.

Tras el análisis del modus operandi y toda la información obtenida, pudieron averiguar que detrás de este grupo se encontraban dos varones: uno de nacionalidad colombiana y de 25 años de edad y otro de nacionalidad cubana y de 35 años de edad, y cuatro mujeres de entre 25 y 35 años de edad y nacionalidades colombiana y rumana. Todos ellos tenían antecedentes policiales por hechos similares a los investigados.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y ante la gravedad de los hechos denunciados, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda y detención de todos los miembros de la banda. Entre los días 27 de mayo y 1 de junio, los agentes, junto con compañeros de la Compañía de Calpe, del Puesto de Jávea, de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC) de Alicante y Servicio Cinológico realizaron dos registros domiciliarios en Denia y Ondara, deteniendo en dichos registros a todos los componentes del grupo criminal, imputándoles los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, estafa y extorsión.

De los registros realizados en los domicilios en Denia y Ondara, se ha intervenido material informático y de telecomunicaciones, claves de correos electrónicos y de acceso a la banca virtual, joyas de lujo, 2 vehículos de gama media, dinero en efectivo, y documentación contable de inversiones de la organización criminal. También se han bloqueado y puesto a disposición judicial un total de 11 cuentas bancarias.

Las diligencias instruidas junto a los detenidos han sido puestas a disposición del Juzgado de Guardia e Instrucción de Villajoyosa (Alicante), el cual ha decretado libertad provisional para todos ellos, con medidas como la retirada del pasaporte y comparecencias periódicas.

Tras el análisis de la documentación obtenida en los registros, los agentes, junto con la ayuda del Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Policía Judicial y de la Brigada de Delitos Económicos y contra el Patrimonio, han podido acreditar que la banda llevaba delinquiendo internacionalmente desde el año 2020, calculando el número de víctimas en más de 2.100, aunque bien por desconocimiento o bien por querer mantener su anonimato, hasta la fecha, únicamente han denunciado 25 víctimas residentes en las provincias de Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Madrid, Navarra, Asturias y Granada, e incluso de Alemania.

Además, por medio del análisis financiero, los agentes han calculado que la banda ha podido obtener de forma ilícita una cuantía económica superior al millón de euros. Es por ello, que la Guardia Civil no da por concluida la operación y continúa con las investigaciones para intentar localizar e identificar a otras posibles víctimas con la finalidad que se personen en el procedimiento judicial contra este grupo criminal.

Si se accede a un primer pago, los delincuentes pedirán más

Ante estos casos, la Guardia Civil recomienda no realizar pago alguno y denunciar inmediatamente los hechos. Además avisa de, que una vez que se materializa el primer pago, los delincuentes vuelven a contactar con la víctima para seguir pidiendo cantidades adicionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: