La Guardia Civil realiza varias actuaciones relacionadas con animales exóticos y silvestres

En una casa de Algueña, retiraron una culebra de escalera que apareció en el patio de una vivienda mientras jugaban unas niñas pequeñas. El SEPRONA incautó un jabalí, cazado de forma furtiva, que se quedó como mascota el propietario de una finca de Elche

La Patrulla del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de Elche, con motivo de hacer cumplir la legislación sobre el medio ambiente, tras realizar una inspección en una parcela de un polígono ilicitano, ha incautado dos cerdos vietnamitas –especie catalogada como invasora- y un jabalí, capturado de forma ilegal, que el propietario se lo había quedado como mascota.
Al parecer el jabalí (Sus Scrofa), provenía de la caza furtiva, realizada por medio de una red. El animal, que estaba metido en una jaula, presentaba lesiones en el hocico, probablemente relacionadas con el estrés que le provocaba el estar encerrado.
Por otro lado, los cerdos vietnamitas son una especie exótica catalogada como invasora (debido a la expansión incontrolada y dañina para los ecosistemas silvestres que se ha ido produciendo en los últimos años), por lo que su tenencia está prohibida.

Finalizadas las gestiones, se procedió a realizar informe por supuestas infracciones a la Ley de Caza de la Comunidad Valenciana, la Ley de Patrimonio Natural y de Biodiversidad, por la tenencia de especies incluidas en el Catalogo Español de Especies Exóticas Invasoras y la Ley de Sanidad Animal. También se le denunció por la carencia de habilitación para núcleo zoológico y por carecer de licencia administrativa para pequeñas explotaciones avícolas de autoconsumo.
El jabalí ha quedado depositado en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Santa Faz, y la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y transición Ecológica, se hará cargo de los cerdos vietnamitas.

Una culebra en el interior de un patio con niños jugando
La actuación más destacada fue la de una patrulla de la Guardia Civil de Pinoso, que el pasado martes recibió el aviso de un ciudadano de Algueña, muy nervioso, porque sus nietas se habían encontrado una culebra de escalera, Rhinechis Scalaris, mientras jugaban en el patio de su vivienda. Este tipo de culebras es habitual en la zona mediterránea y no se consideran venenosas, aunque pueden llegar a morder si se ven amenazadas.
Los agentes la localizaron debajo de unas tejas, la consiguieron sacar con un palo y después de neutralizarla, la devolvieron a su hábitat natural.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: