La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado a la plantación, cultivo y distribución de marihuana

La investigación se enmarca dentro de un dispositivo especial para la represión de la proliferación de cultivos de marihuana. La Policía Nacional desmantela varios cultivos hidropónicos localizando más de 3000 plantas de marihuana en el interior de tres inmuebles, situados dos en la provincia de Alicante y uno en Murcia.

Tras meses de investigación el Grupo de Estupefacientes perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Elche, identificaron a grupo de personas, que presuntamente se dedicaban al cultivo y distribución de sustancias estupefacientes. Debido a las grandes medidas de seguridad y contra vigilancias que adoptaban estas personas, la investigación fue muy compleja, dificultando en todo momento los seguimientos y las vigilancias discretas realizadas por los agentes.

Descubrieron que se trataba de un grupo criminal perfectamente estructurado, todos ellos ciudadanos pertenecientes a países del este. En las vigilancias comprobaron que los investigados continuamente se desplazaban entre inmuebles situados en la localidad de Aspe (Alicante), Orihuela (Alicante) y otro ubicado en la provincia de Murcia, eran viajes continuos, por lo que hizo sospechar que en el interior de éstos se estuviesen utilizando para el cultivo de sustancias estupefacientes.

Con toda la información recopilada, los investigadores organizaron un amplio dispositivo policial, reforzados por numerosos efectivos policiales pertenecientes a la Unidad de Prevención y Reacción (U.P.R) y el Grupo de Operaciones y Respuesta, (G.O.R) todos adscritos a la Comisaría de Elche y medios aéreos de la Comisaría Provincial de Alicante, para dar cobertura aérea.

Este operativo permitió la detención de todos los miembros del grupo criminal, tratándose de 5 varones, dos de nacionalidad croata, dos de nacionalidad serbia y uno de Montenegro. Dos de ellos intentaron huir al percatarse de la presencia policial, pero el gran despliegue de medios policiales lo evitaron.

La mayoría de los arrestados, portaban documentación falsa para intentar evadirse de la justicia y así evitar no ser relacionados con otras actividades ilícitas.

Tras las correspondientes comprobaciones los agentes descubrieron que uno de ellos, con otra identidad, estaba reclamado por autoridades internacionales con una orden de extradición procedente de serbia y también le constaba una reclamación del Juzgado de instrucción de Valencia, ambas por delitos relacionados con tráfico de drogas.

Se llevaron a cabo cuatro registros domiciliarios, en tres inmuebles localizaron que en su interior albergaban más de 3000 plantas de Marihuana en avanzado estado de floración, así como diferentes esquejes en fase de crecimiento, estas viviendas estaban perfectamente acondicionadas y estructuradas para el cultivo de estas plantaciones, disponían de maquinaria sofisticada para mantener la temperatura adecuada para mayor rendimiento y crecimiento de las plantas, todo ello conectado ilegalmente al fluido eléctrico.

El último registro los agentes lo realizaron en la vivienda de alquiler donde actualmente residía el jefe de la organización, lugar donde decomisaron más de 12.000 euros en metálico, diversa documentación y útiles relacionados con la supuesta venta de la sustancia aprendida.

A los arrestados le fueron imputados delitos contra la salud púbica, falsedad documental, pertenencia a grupo criminal y defraudación eléctrica, todos fueros puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Novelda (Alicante), decretándose de inmediato su ingreso en prisión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: