La Policía Nacional ha detenido a 14 personas y desarticula tres puntos negros de venta de droga en la ciudad de Orihuela incautando 40 kilos de marihuana

En los registros de tres viviendas se encontraron dos revólveres y munición, además de gran cantidad de sustancia estupefaciente, dinero en efectivo y 4 vehículos de alta gama

Foto; Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional en el marco de la lucha contra el tráfico de drogas al menudeo, han procedido a la detención de 14 personas, que formaban un presunto entramado criminal dedicado a la venta de sustancias estupefacientes en tres viviendas ubicadas en el barrio de San Isidro de la ciudad de Orihuela.

La investigación policial de estos puntos negros de venta de droga, se centraba en el barrio de San Isidro de la localidad oriolana y fue iniciada a mediados del mes de junio de 2021. Los investigadores, pudieron observar a través de varios dispositivos de vigilancia establecidos en la zona que, durante las 24 horas del día, numerosas personas acudían al lugar para adquirir droga.

Tras diversas vigilancias, los agentes pudieron establecer el “modus operandi” utilizado por la trama, donde participaban varias personas en la venta de estupefacientes, que operaban desde sus propios domicilios; tres viviendas distintas ubicadas en la misma calle. Así, observaron repetidamente cómo, el “comparador”, llamaba a la puerta de alguno de los inmuebles objeto de investigación y era recibido por los miembros de la trama, que desempeñaban distintos roles dentro de ella. Tras un breve intercambio de palabras, le invitaban al interior de la vivienda, donde presuntamente se producía la venta. Posteriormente, después de que los componentes de la trama se asegurasen de que no había presencia policial en los alrededores, daban indicaciones al comprador sobre el modo de abandonar el lugar y evitar la detección policial, abandonando éste a toda prisa el punto de venta. En otras ocasiones, los agentes, pudieron observar cómo los arrestados esperaban a los compradores a pie de calle.

Estos puntos negros, funcionaban las 24 horas del día donde, los arrestados utilizaban también a familiares y/o vecinos de la calle para advertir de la presencia de vehículos policiales que pudieran encontrarse en la zona, asegurándose de no ser vistos, para dificultar la labor policial e imposibilitar la incautación de sustancia estupefaciente en el caso de ser descubiertos.

Dos revólveres y munición listos para ser utilizados

En la fase de explotación de la operación, que se llevó a cabo a finales del mes de septiembre, se procedió a la entrada y registro de seis viviendas, en dos de las cuales se hallaron dos revólveres con su munición, listos para ser utilizados, además la incautación de 40 kilos de marihuana lista para su distribución y venta, 2,16 kilos de hachís, cocaína, dos revólveres, una moto de gran cilindrada, 4 vehículos de alta gama, terminales móviles, basculas de precisión y unos 8.000 euros en metálico, desmantelándose tres importantes puntos de venta de droga al menudeo de la ciudad.

La operación, que fue llevada a cabo por el Grupo I de Estupefacientes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Policía Nacional de Orihuela, se saldó con la detención de 9 hombres y 5 mujeres, cinco de ellos con antecedentes previos, todos de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 18 y los 59 años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: