La Policía Nacional ha detenido en Alicante a una mujer que desvalijó la cuenta bancaria de una señora de 85 años a la que cuidaba

Se valió de su condición de cuidadora para quitarle el dinero de la pensión

Agentes de la Policía Nacional de Alicante han detenido a una joven por desvalijar la cuenta bancaria de una señora de avanzada edad a la que cuidaba, llegando a sustraerle más de 30.000 euros en compras realizadas a través de internet y retiradas de dinero en cajeros bancarios.

La investigación comenzó cuando el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante recibió varias denuncias de una señora mayor en la que daba cuenta de una serie de cargos efectuados en su tarjeta de crédito que no había realizado.

La víctima se trataba de una persona vulnerable y de avanzada edad, por lo que los agentes centraron la investigación en el entorno de la víctima para hallar al culpable, descubriendo que la señora había sido atendida durante el confinamiento por una mujer que estuvo en la vivienda trabajando como cuidadora en régimen de interna.

Los investigadores examinaron los movimientos de la cuenta bancaria de la víctima, comprobando que las fechas correspondían con los meses que esta mujer había estado en la vivienda atendiéndola.

Cuando los agentes tomaron declaración a la víctima, les manifestó que durante el confinamiento, al no salir de su domicilio por el riesgo de contagios, realizó numerosas compras on-line con una tarjeta que guardaba en el domicilio, ayudándose para realizarlas de familiares con los que contactaba por teléfono, pudiendo la cuidadora escuchar el pin de la tarjeta en esas ocasiones.

Fue a partir de ese momento, cuando la cuidadora tuvo acceso completo a la cuenta, llegando a efectuar unos 60 cargos en compras por internet a una conocida plataforma online de comercio electrónico y realizar retiradas de dinero en efectivo acudiendo hasta en 48 ocasiones a cajeros de bancos cercanos.

El perjuicio económico que la presunta autora causó a la anciana mujer superó los 30.000 euros y una vez los agentes la detuvieron y tomaron declaración en dependencias policiales, admitió su culpa y se arrepintió de lo sucedido.

Tras su detención los agentes realizaron un registro en su domicilio pudiendo recuperar parte del dinero en efectivo sustraído.

La detenida, de nacionalidad venezolana, y 27 años de edad, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Alicante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: