La procesión de las mantillas, saca los primeros capirotes a la calle

Álbum, pinchando sobre la foto

Álbum, pinchando sobre la foto

Álbum, pinchando sobre la foto

Aperturando la procesión vespertina que llamamos “de las mantillas”, iba, como es costumbre, la cofradía de la Convocatoria, precedida de la trompeta conocida como “cuerno”, una trompeta sorda que anuncia la muerte del Señor. Tras el Ángel Pasionario que ocupa el centro del paso, siguió la cofradía de Ntro. Padre Jesús Triunfante y Ntra. Sra. de la Esperanza y de la Paz, que posesionó como de costumbre únicamente con la advocación mariana, y donde todas las miradas se centraron en la terminación del bordado del palio de Ntra. Sra de la Esperanza y de la Paz, realizado por Bordados Paredes de Guardamar. Con ésta obra se culmina el proyecto de la totalidad del paso de la Virgen de la Esperanza. Como cada año crece si parar la marea verdiblanca de niños que preceden al paso. Emocionante fueron los cantos de los propios costaleros cantando la Salve en varias ocasiones. Por último y antes de encaran el tramo final de la entrada a la Inmaculada, los cuatros socios fundadores quisieron portar durante unos minuto el trono de su querida Virgen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: