La Virgen de la Estrella Reina de los Ángeles, celebró su onomástica, saliendo a las calles del Barrio de San Roque

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

El Templo Parroquial de San Roque y Santa Ana, se abarrotó en la calurosa tarde de ayer, para celebrar la Onomástica de la Virgen de los Ángeles, que se celebró el pasado día 2 de agosto. Como es tradicional, tuvo lugar el rezo del Santo Rosario y el tercer y último día del Ejercicio del Triduo que la Cofradía del Santísimo Cristo de la Flagelación, Santísima Virgen de la Estrella, Reina de los Ángeles y San Judas Tadeo, celebra por décimo primer año consecutivo, en honor a su cotitular la Santísima Virgen de la Estrella.

A continuación tuvo lugar la Celebración de la Eucaristía que fue oficiada por el párroco Pedro Payá Giménez, con el acompañamiento musical del grupo de cámara compuesto por la Soprano, Carmen Mu?oz; el pianista, Vasil Solodovnik y el violinista, Stanislav Tkach, que interpretaron “Aria “ de J.S. Bach, “Aleluyah” de W.A. Mozart, “Ave María” de W. Gómez, “Sanctus” de F. Schubert, “Cordero de Dios” de F. Palazón, “Oh, mio bambino caro” de G. Puchini, cerrando con el “Ave María” de Schubert.

Al acto asistió la vicealcaldesa de Torrevieja, Rosario Martínez Chazarra y las concejalas del equipo de gobierno, Sandra Sánchez e Inmaculada Montesinos, así como el presidente de la Junta Mayor de Cofradías, Francisco Beltrán y el presidente de la Cofradía anfitriona, Jesús Úbeda junto con numerosos cofrades, hermanos mayores y devotos del Cristo de la Flagelación y de la Virgen de la Estrella. En esta ocasión también quisieron honrar con su presencia varios miembros del Ejército del Aire, Regidores Mayores Honoríficos de la Cofradía.

Tras la Misa tuvo lugar la Solemne Procesión por las calles el Barrio de San Roque acompañada de la Banda de la Sociedad Musical Ciudad de Torrevieja “Los Salerosos”, dirigida por Alejandro Gómez, incorporándose a la misma la Reina de la Sal Victoria Magoñ. En el transcurso de la misma recibió el calor y cariño de todos los habitantes del Barrio.

Al final de la procesión se disparó un Castillo de Fuegos Artificiales, entrando de nuevo al Templo a los sones de la “Marcha Real”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: