Le toman “prestada” sin su permiso la bicicleta al popular fotógrafo J.M. Andréu “Canico”

La operación “Melallevo”, duró un minuto de reloj

En la noche de ayer, nuestro querido compañero y amigo José M. Andreu, el “Canico”, tras haber comprado unas pipas de girasol y unos frutos secos, con que pasar la velada, viendo el castillo que estaba próximo a dispararse, y que dejo depositadas en la cesta que su bicicleta lleva en el manillar. Entró “un minuto” a su casa, que se encuentra en las inmediaciones de  la Ermita del Sagrado Corazón, y a la salida le habian dejado el hueco donde estaba la bici. La bicicleta en de la marca “Di Terzo”, de  color negra, con  cesta en el manillar, como hemos dicho anteriormente. Posee una  cadena de atar  de acero inoxidable y un  candado  de grandes dimensiones. Esta dotada de dos pilotos traseros. Desde aquí hacemos un llamamiento, por si alguien  cree verla se ponga en contacto con nosotros o con el “Canico”, pues es su herramienta de trabajo. Y si el que la cogió “sin querer”, desea devolverla, puede disponer de las pipas y los frutos secos  su antojo.

One Response

  1. Lo siento Canico. El año pasado fui a entregar una carta en la recepción del Club Náutico, dejando atada la bici a la farola más cercana y cuando volví (a los 25~30 segundos escasos) y desaté el cepo con que tenía asegurada la bici y me fui a montar, por poco no me senté… ¡en el tubo del bastidor! ¡¡¡Me habían robado el sillín!!!
    Desde entonces lo llevo con tuercas y contratuercas para que lo tengan más crudo…

    ¡Mucha suerte con la recuperación! (…difícil…)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: