Los Reyes Magos llegaron a Torrevieja

La cabalgata fue una hermosa muestra de fantasía y tradición popular

Álbum 1 - Pinchando sobre la foto

Álbum 2 - Pinchando sobre la foto

Álbum 3 - Pinchando sobre la foto

Álbum 4 - Pinchando sobre la foto

La tarde de ayer, fue una de esas que no se olvidan. Un barco cargado de ilusiones llegó al puerto de Torrevieja a eso de las cinco y cuarto de la tarde. A bordo del mismo SS.MM. los Reyes Magos de Oriente y su numeroso séquito, que llevaban en sus bodegas miles de regalos para los niños torrevejenses. Al pie de la escalerilla del barco que les traía fueron recibidos por los ediles Eduardo Dolón, Joaquín Albaladejo y José Manuel Pizana. Tras el discurso que el Rey Melchor pronunció, dio comienzo la Cabalgata que estaba compuesta por más de quinientas personas. Estaba encabezada por los bombos gigantes del rey Baltasar, que daban aviso de la llegada de las distintas comitivas. A continuación una variopinta representación del mundo de la ilusión Disney, con la Bella y la Bestia, Blancanieves, Pinocho, y un largo etcétera. Cinco carrozas que no dejaron ni un momento de repartir miles de kilos de caramelos, coffeti y regalos, dieron paso a la escenificación del pueblo hebreo que con la carroza del Nacimiento de Jesús, conformaban el Belén viviente. Gallineros, cabras y ocas, acompañaron este desfile.

VIDEO: Cortejo

VIDEO: Corte Reyes

VIDEO: Adoración

La segunda parte del mismo era la representación de los Reyes Magos, que abría un escuadrón a caballo, que daba paso a los boatos propios de cada carroza. Los Reyes iban acompañados de un numeroso séquito, al que amenizaban bandas de música locales y foráneas. Los trajes de los participantes eran fielmente portados por todos. Destacar las bailarinas de la media luna, que con su danza abrían paso a uno de los boatos y que fueron muy aplaudidas.
Mientras el desfile se desarrollaba; en las puertas del Templo de la Inmaculada, un inmenso portal, poblado de personajes propios del Belén realizaban sus ofrendas al Niño Jesús. El momento cumbre de la cabalgata, fue la llegada de SS.MM.a la puerta del Templo, y allí pastores, soldados y séquito, puestos de rodillas, adoraban al Niño, mientras los Reyes, le entregaban sus presentes. de nuevo Melchor, tomo la palabra para realizar la ofrenda del pueblo de Torrevieja en español y en inglés.
Desde ahí la comitiva subió al Ayuntamiento, donde fue recibida por el alcalde Pedro Hernández Mateo, el cual tras la recepción oficial les invito en el Salón de Plenos al tradicional chocolate y dulces, con que cada año son obsequiados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: