Los trabajadores que sigan en ERTE tras el verano tendrán solo el 50% del sueldo

Los Ministros de Trabajo y S.S. (Archivo La Información)

Las prestaciones de los trabajadores que siguen inmersos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) desde que estalló la pandemia de la Covid-19 el pasado mes de marzo se van a ver reducidas considerablemente a partir de septiembre. Esto es así porque la regulación actual establece que transcurridos seis meses del cobro de la prestación, esta se recorta inexorablemente. En concreto, desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) advierten de que el importe de la prestación durante los 180 primeros días se corresponde con el 70% de la base reguladora, pero a partir del día 181 pasa a ser del 50%. Una rebaja que afectará a todos los trabajadores que hayan permanecido en un ERTE desde que se activó el estado de alarma.

Septiembre será el séptimo mes en ERTE para muchos de los que todavía no se han podido reincorporar a sus puestos de trabajo con motivo de la crisis y, en consecuencia, pasarán de cobrar el 70% de la base reguladora (que no se corresponde exactamente con el salario, sino con la media de las bases de cotización de los seis meses anteriores al ERTE) a percibir el 50%. La rebaja no es baladí y ha encendido las alarmas en los sindicatos, que van a pedir a los ministerios de Trabajo y Seguridad Social que no se recorten las cuantías de las prestaciones durante los próximos meses y hasta fin de año.En este sentido, fuentes del dialogo social auguran dos escenarios diferentes: una prórroga universal hasta final de año y el mantenimiento de determinadas condiciones favorables para los ERTE en sectores como el turismo hasta el primer trimestre de 2021, coincidiendo con el inicio de la Semana Santa. No hay que olvidar, además, que en el anterior acuerdo los agentes sociales pactaron la figura del ERTE por rebrote, que permite a las empresas afectadas por restricciones en sus regiones y que, en consecuencia, vean impedido el desarrollo de su actividad, tramitar un expediente con una rebaja del 80% en las cotizaciones a la Seguridad Social en empresas de menos de 50 trabajadores y del 60% en las más grandes. Está por ver si esta herramienta se mantiene en un eventual nuevo acuerdo.

ERTE por rebrote: ayudas si la empresa cierra y condiciones de los trabajadores
Hacia un modelo permanente
Lo que a estas alturas parece asumido en el diálogo social es que los ERTE han venido para quedarse, tal y como ya adelantó el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Es más, en el ‘Pacto para la reactivación económica y por el empleo’ el Gobierno se comprometió con la patronal y los sindicatos a explorar la transición hacia un “modelo permanente” de “contribución compartida”, con el fin de consolidar el papel de los ERTE “para la adaptación de nuestra economía, en línea con otros países europeos, protegiendo el tejido productivo, el empleo y a los trabajadores en un marco de mayor seguridad jurídica, menor vulnerabilidad y volatilidad y mayor contribución a la estabilidad económica”.

“La figura del ERTE ha sido clave en la crisis Covid, evitando la destrucción innecesaria de muchos empleos y contribuyendo a preservar capital humano y tejido productivo que habría sido difícilmente sustituible de otra forma”, reza el documento consensuado entre los agentes sociales, que considera especialmente relevante el hecho de que una figura cuyo origen está en economías fuertemente industriales y en empresas grandes haya podido ser extendida de forma tan rápida y eficiente a una economía de servicios y pymes como es la española, “lo que nos debe servir como importante elemento de análisis para reflexionar acerca de la oportunidad de disponer de instrumentos de flexibilidad interna frente a la destrucción de empleo”.

FUENTE: LA INFORMACIÓN

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: