Maverta consigue el segundo título en el II Trofeo J. Eduardo Gil Rebollo de Vela Crucero.

Jornada intensa la vivida en el Club Náutico Marina Internacional en el día de la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores y gente de mar, con la celebración del II Trofeo José Eduardo Gil Rebollo.

Álbum, entrega de Trofeos, pinchando sobre la foto

Álbum Regata, AQUÍ

Desde las nueve de la mañana que abrió la oficina de regatas, las inmediaciones de la Torre de control se llenaron, de regatistas que cumplían con el requisito de firmar la hoja de inscripción y recoger los obsequios que la organización tenía preparados y al mismo tiempo disfrutar de la sardinada, que desde primeras

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

horas se había preparado como ya es tradición en fecha tan señalada. A las 10:15 horas se inició la reunión de patrones, en la que antes de dar paso a las cuestiones técnicas del evento, el oficial de regata informó a los asistentes, del protocolo, que se iba a lleva a cabo con relación al acto en homenaje en el mar a la figura de José Eduardo Gil.

Sin tiempo para nada, la flota zarpo de sus amarres, rumbo al área de salida, a las 11:30 horas el vocal de vela del Club Náutico Marina Internacional, don Joaquín García, se dirigió a por el canal VHF de la regata a los participantes con un emotivo y breve discurso, que, de alguna forma, azar del destino, tuvo como protagonista a la patrulla del ejército del aire, la Patrulla Águila, realizando unas fantásticas pasadas dejando en el cielo impresionantes figuras. Finalizado el discurso se dio paso al minuto en homenaje a Eduardo y todos los que estaban en el mar, hicieron sonar sus bocinas hasta que llegó el momento de realizar la ofrenda de flores.

Durante el tiempo que duró el homenaje, fue suficiente para que el viento de levante se estableciese con la suficiente intensidad para poder dar la salida a las 26 embarcaciones inscritas en las distintas clases.

Rumbo a la playa de la mata, lugar emblemático, en el que Eduardo tenía su vivienda, la primera embarcación en tomar la baliza 1 fue la embarcación Maverta, seguido de la embarcación Moti y Nemox, el viento no tenía la suficiente presión y a la flota le costaba navegar, que provocó que el comité acortase el recorrido al paso por el control de paso, a la altura del puerto de Torrevieja (monumento a la bella Lola). Dejando el recorrido con un total de 10 millas.

Ya con la flota en tierra y con los tiempos compensados calculados, la embarcación Maverta de Pedro Gil, se convierte por segunda vez en la embarcación ganadora en la general de ORC A y B y se adjudica el Trofeo por segundo año consecutivo, C.A.F. de Rosendo Zaragoza y Aguazul de Antonio Luis Dávalos, acompañan en el pódium a la embarcación ganadora.

La clase ORC C, la más numerosa, tuvo un líder sin incontestable, que llego a la llegada peleando en tiempo real con la flota ORC A y B, Enrique Mena y su tripulación con la embarcación Ozu Dos, aprovecharon las condiciones ideales para su embarcación y bordaron la regata, sacando más de 5 minutos en compensado a la segunda embarcación, Brisa, de Amelia Maseres, el tercer puesto fue para la embarcación Daikoku de Joaquín García.

En la clase ORC Club, que navegan exclusivamente embarcaciones del Club, Levante de Felipe Cisneros, se llevó la victoria, seguido de Nelson Crespo con su embarcación Sogai y cerrando el pódium de la clase, la embarcación Atlas de Jorge Paniagua.

Hay que destacar, que la embarcación Pulpo Negro, que fue la embarcación con las que tantas millas, realizó Eduardo, vino desde Motril a participar en la prueba, llevando el timón su nuevo armador, Giampiero Giannetti.

A las 21:00 horas se realizó la cena de regatistas, en el restaurante Mesón del Huertano, a la que asistieron prácticamente la totalidad de los participantes junto a las autoridades y amigos de José Eduardo Gil. Ya con los postres y previo a la entrega de trofeos, se expusieron dos videos uno en recuerdo de la primera edición y el segundo en el que se resumía en 5 minutos lo acontecido durante la jornada del sábado 16 de julio.

La emotiva ceremonia de entrega de trofeos prosiguió con el recuerdo a la memoria de José Eduardo Gil, que contó con la presencia de su viuda Fina Espinosa, quien tuvo unas palabras de agradecimiento a todos los presentes, por las constantes muestras de cariño y mantener el recuerdo de Eduardo.

Fina Espinosa estuvo acompañada, por Don Antonio Luis Dávalos, presidente del Club Náutico Marina Internacional, Capitán Marítimo de Cartagena Don Oscar Villar y de Alicante, Don Juan Alcázar, Doña Diana Box y Sandra Sánchez, concejalas de deportes y asuntos urbanos respectivamente en representación al Ayuntamiento de Torrevieja y miembros de la junta directiva del club, Doña Viviana Mariel Hopkinson, Doña Penelope Anne Loader, Don Joaquín García, Don, Don Víctor Riera Don Gabino Alonso y Don Gonzalo Valdés.

Agradable velada la vivida y compartida con una flota fiel a la llamada del Club Náutico Marina Internacional,  que tendrá una nueva cita el próximo 27 de agosto, con el XI Trofeo Pascual Flores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: