Necrológica: Fallece en Torrevieja el coronel Enrique Alonso Marcili,

En la tarde del viernes 3 de marzo ha fallecido en nuestra ciudad Enrique Alonso Marcili, Coronel de la Fiel Infantería, Caballero Legionario, soldado de España y torrevejense por decisión.

Coronel Enrique Alonso Marcili,

Español nacido en el Sáhara, como no pocos hijos de militares y civiles de la época. De su infancia sahariana compartía recuerdos de sol, arena y mar, de gentes diversas, cosas sencillas, uniformes y banderas. Marca para toda una vida. Su vocación militar cristalizó a la perfección en La Legión.
Su esposa Cuca hacía la mitad de un alma militar compartida. Dichosa unión.En Torrevieja fue componente fundacional de La Navecilla España, aquel numeroso grupo de gente buena que se reunía de cuando en cuando y siempre con buen motivo,
Por aquel entonces tomó en sus manos el compromiso de reflotar la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de la Vega Baja, siempre apoyado con eficacia por el Brigada Jesús Tapia. Misión cumplida con nota sobresaliente.

Cuantos te tratamos y quisimos, en La Navecilla España, la Hermandad de AA.CC.LL., entidades torrevejenses como la Asociación Cultural Andaluza o la Masa Coral José Hódar, te tendremos presente en los actos que nos toque vivir y en nuestras oraciones. Para tus hijos María y Enrique, nuestro afecto y nuestro abrazo. Aquí, en su Torrevieja, nos tienen para siempre.

El duelo recibe en la Sala 2 del Tanatorio de Torrevieja desde las 12:00 horas del sábado 4 hasta las 17:00 horas, cuando se oficiará misa de corpore insepulto en el mismo tanatorio.

“… Pero, en la Creación, ¿cuál es el misterio que no encierra algo de luz y sorpresa?

Aprende a amar a la muerte y en la hora de la muerte.

¡Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros! “

(Letanías del Atardecer, José Vasconcelos)

One Response

  1. Tuve el honor de servir a sus órdenes en la 3′ CIA, 7’BRA en Fuerteventura,.fue recio y duro,pero justo con sus legionarios. En las maniobras era el primero en realizar los ejercicios. Fue un gran mando. Tú subordinado no te olvida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: