Numerosos residentes de distintas urbanizaciones viven sin luz y sin agua

Guadalupe Díaz pide una solución al equipo de Gobierno del PP

Guadalupe Díaz, concejal PSOE

Propietarios de distintas urbanizaciones así como de pisos en el centro de Torrevieja se encuentran, en algunos casos, desde hace más de un año, sin luz y sin agua. Guadalupe Díaz, concejal del Grupo Municipal Socialista, no se explica cómo estos ciudadanos, la mayoría residentes extranjeros, pueden vivir en una situación tan precaria y que en el ayuntamiento “se pasen la pelota” los unos a los otros. “Este problema vienes arrastrándose desde hace décadas y, si no se pone una solución a tiempo, se seguirá arrastrando durante mucho tiempo”, afirma Guadalupe Díaz . No se puede tolerar que en una ciudad del siglo XXI como es Torrevieja, haya cientos de ciudadanos mal viviendo sin los servicios más básicos para el ser humano como es el agua y la luz. La edil puso varios ejemplos como los propietarios de Residencial El Sueño en la Urbanización El Chaparral que desde enero de 2009 se encuentran sin luz, o los propietarios del Residencial La Farola que están sin agua desde agosto del pasado año. Esto no ocurre sólo en las urbanizaciones, sino que aquí mismo en el centro hay numerosos edificios con luz y agua de obra desde hace varios años. “Estos son sólo algunos ejemplos de los muchos que existen en nuestra ciudad de tantos y tantos ciudadanos que se ven perjudicados por este grave problema y que además pagan sus impuestos como cualquiera”. El problema radica en que en numerosas urbanizaciones, así como en numerosos edificios de nuestra ciudad se han escriturado las viviendas antes de obtener el certificado final de obra lo que conlleva a que no tengan cédula de habitabilidad o licencia de primera ocupación. Es por eso por lo que no pueden poner el agua y la luz a nombre del propietario y así entramos en una espiral y en un problema que cada vez se enreda más y que cada vez perjudica más a la vida cotidiana muchos ciudadanos. Por ejemplo, en le caso de Residencial El Sueño, la constructora se encuentra hoy en día en concurso de acreedores y dejó una deuda a la empresa de energía eléctrica de 17.000€; los vecinos se hicieron cargo de la misma, pero como no se pueden poner el boletín a su nombre, esta empresa no les da luz, describe Guadalupe. Estos vecinos, aún pagando sus impuestos, se han visto obligados a instalar grupos electrógenos que funcionan a todo ritmo y que conlleva a las quejas de otros vecinos por el ruido y el olor que causan estos aparatos. En el caso de Residencial La Farola, que viven sin agua corriente y pagan su Ibi como cualquier hijo de vecino, han tenido que comprar un depósito de agua con una capacidad de 17.000 litros que cada vez que lo llenan cuesta 80 €, para obtener un hilo de agua y poder sobrevivir dentro de sus viviendas. Desde el Grupo Municipal Socialista nos preguntamos qué hace el Ayuntamiento con los avales de las constructoras, por qué no los ejecutan, terminan las obras, obtienen el certificado final de obra y terminar con este grave problema que viene arrastrando desde hace décadas. Por eso, la concejal socialista Guadalupe Díaz insta al Alcalde y al concejal correspondiente que dejen de mirar a otro lado, que pongan una solución definitiva y que se hagan responsables de descontrol que han tenido sobre el crecimiento masivo de nuestra ciudad.

(Nota prensa PSOE, 24.05.2010)

One Response

  1. Muy bien señora Guadalupe, su equipo y usted pueden terminar esos problemas pagando de sus bolsillos los que se les deba a esas empresas. En primer lugar decir que, no es en Torrevieja en el unico lugar donde estan pasando estos casos. En segundo decir, que las empresas constructoras dejan las obras “terminadas” y con su final de obras, u otras veces, “instalan” a los clientes a falta de “retoques” finales y las empresas se dan por quiebra. Esto ultimo se llama estafa, y si tiene solucion es cambiando las leyes, que en este caso no esta de la mano del ayuntamiento, si no de su jefe el señor Zapatero. A si, que lo siento muchisimo pero sus familiares tendran que seguir con este problema hasta que la empresa que le debe el dinero pague. Yo si que digo que no estoy a poner un duro de mis impuesto a esta gente, lo siento mucho, pero lo la crisis que hay, tengo lo justo para pasar el més.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: