OPINIÓN “Desde la Punta”: La otra “Dana” del Hospital de Torrevieja

Puerta de urgencias del Hospital de Torrevieja

J. Albaladejo

Joaquín Albaladejo
Exdiputado Nacional del Reino de España

La Vega Baja del Segura sufrió en Septiembre del año 2019 un acontecimiento climatológico apocalíptico que trajo destrucción, muerte y ruina al extremo Sur de la Provincia de Alicante. En ese instante la Comunidad Valenciana que desea ser catalana, fijó su mirada en un territorio abandonado a su suerte desde hace muchos años de manera injusta por lo que aportamos a las arcas públicas en forma de impuestos provenientes de la actividad inmobiliaria.

Llevamos más de 7 años gobernados en esta comunidad autónoma por PODEMOS y todavía no hemos visto que rechacen ni un euro procedente de la actividad impositiva y económica del “ladrillo” o de la “especulación inmobiliaria” como a ellos les gustaba llamar a estas cosas cuando no eran usuarios de coche oficial y de moqueta de despacho con vida de multimillonarios.

La impredecible circunstancia meteorológica de Septiembre del 2019 ahogó bajo la lluvia y el barro, el sueño de decenas de miles de personas de la Vega Baja y reventó la situación social de esta tierra tras los sucesivos golpazos de agua en forma de arrastres salvajes. El socialismo valenciano vio aquí una oportunidad y desplegó a Ximo Puig a tiempo completo entre Almoradí y Orihuela prometiendo sobre el desastre la reconstrucción con el oro que no tenía. Actuó como un político que ante una oportunidad que la meteorología le regaló, pensó en poder sembrar votos en un feudo de la derecha ideológica alicantina de cara a las elecciones del año 2023.

Pero este verano hemos tenido otra “DANA” en la Vega Baja. Esta ha sido una “DANA” sin lluvias y sin inundaciones que generaran daño en nuestras casas o en nuestros campos. Sin embargo a medio y largo plazo será una tromba de consecuencias mucho más dañinas que las riadas de agua que desoló nuestra tierra en Septiembre del 2019.

Hoy sabemos que en Julio y en Agosto del año 2022 hemos padecido una “DANA SANITARIA” en la costa de la Vega Baja. En el corazón de la actividad turística, residencial e inmobiliaria del Sur de Alicante conformada por municipios costeros entre otros como Guardamar, Torrevieja, Orihuela-Costa, y el Pilar de la Horadada, alrededor de 4.000 enfermos que acudieron a las urgencias del Hospital de Torrevieja se fueron sin poder ser atendidos. NO LES DIMOS SERVICIO: HUYERON.

La “Dana Sanitaria” del Hospital de Torrevieja supone que 4.000 familias detallarán y explicarán a quién quiera oírles que destinos turísticos de primer orden como Guardamar, Torrevieja, Orihuela-Costa, Pilar de la Horadada, Rojales, San Fulgencio, San Miguel de Salinas entre otros, NO SON FIABLES SANITARIAMENTE cuando tienen una urgencia médica que les lleva no por capricho, a un Hospital que deben abandonar por no poder ser atendidos por los magníficos profesionales saturados y reventados que allí se desempeñan. El daño reputacional es gravísimo y de magnitudes incalculables.

La “DANA SANITARIA” del año 2022 a diferencia de la “DANA METEREOLOGICA” del año 2019, era previsible y se ha estado advirtiendo del caos al que Ximo Puig iba a llevar a la sanidad pública del Sur de Alicante desde el año 2018 al menos.

El socialismo valenciano ha engañado a las víctimas y a los Alcaldes y Alcaldesas de la riada del 2019; y el socialismo valenciano ha perpetrado el mayor atentando a la Sanidad Pública donde más impuestos recauda por el turismo residencial y la actividad inmobiliaria. El autor material e intelectual de esta “DANA SANITARIA” es Ximo Puig al que pagamos más que nunca para recibir menos servicios sanitarios que siempre. Conviene no olvidarlo cuando nos llamen a votar.

One Response

  1. Rezumas odio a tus “adversarios” políticos por todos los poros de tu cuerpo. Y mientes todo o que quieres y más. Eso no es lo que predica la religión a la cual perteneces.Venga, hombre.Ya está bien…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: