• Web Municipal

  • + Info Aquí

  • + Info aquí

  • CSB Consulting.es

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • Brico Andrés

  • + info Aquí

  • Escuchame Aqui

  • +Info aqui

  • Web, pinchando aquí.

  • + Info aquí

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • febrero 2024
    L M X J V S D
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  

Presentada la imagen de la Purísima donada por Tomás Valcárcel tras su restauración

Álbum, pinchando sobre la foto

Los salones parroquiales de la iglesia de La Inmaculada Concepción, acogieron en la noche de ayer el acto de presentación de la restauración de la imagen de la Purísima elaborada en el taller de Antonio Castillo Lastrucci. Esta imagen pertenecía a la colección familiar de Tomás Valcárcel Deza, quien la donó a la Junta Mayor de Cofradías para el museo que a día de hoy ostenta su nombre. En el acto estuvieron presente el párroco de la Inmaculada, José Antonio Gea; el presidente de la Junta Mayor, Paco Beltrán y el artista que realizó la restauración, Alfredo Guillén Castro, que es graduado en conservación y restauración de bienes culturales por la Universidad Politécnica de Valencia, contando además con la compañía de la concejal, Concha Sala, junto a numerosos miembros de las distintas cofradías de Semana de Semana. La imagen restaurada, será expuesta en los próximos días en el Museo Diocesano de Arte Sacro de Orihuela.

Como se realizó el trabajo de restauración
Los procesos de conservación y restauración de la imagen la Purísima, se han llevado a cabo durante más de un año dentro de los talleres y laboratorios de lo Universidad Politécnica de Valencia, tras serle realizadas pruebas y de diagnóstico sobre el estado de la imagen, realizando un estudio fotográfico con luz ultravioleta, un estudio a través de radiografías, análisis con microscopio digital, toma de muestras, catas de color y de los distintos estratos pictóricos, análisis técnico estructural y compositivo y un estudió de colorimetría.

Una vez realizadas las pruebas se decidió la intervención más apropiada para la imagen, llevándose su ejecución en cuatro fases  

Una primera fase de limpieza mecánica mediante aspiración y brochas, continuando con la limpieza físico química mecánica mediante hisopos con distintas disolución de disolvente, con ayuda de bisturí de forma mecánica se retiró toda capa de repinte.

Posteriormente se hizo una retirada de las ceras que protegían la policromía original para poder realizar labores de mantenimiento y conservación preventiva, pudiendo así limpiar todos los dorados y fijar los estratos pictóricos necesarios y un sellado de todas las grietas en colado y estucado de desperfectos que le imagen había sufrido, y de las distensiones producida por los movimientos internos de la madera.

En la tercera fase se realizó un primer barnizado de toda la imagen, en la que colaboraron el dorador oriolano, Carmelo Navarro y el artista torrevejense, Víctor García en la realización de una de las piezas de un ángel y en el dorado de parte de la pieza, como son las bases, luna, escudo y alas de ángeles. Se decidió dorar todas las partes que estaban oxidadas, ya que le imagen tenía un oro falso al cobre y había producido muchos daños.

La nube era una de las partes que más problemas presentaba por la oxidación del oro falso, que, manchado todo el temple, por lo cual se ve con esa tonalidad oscura. Por ello se protegió toda la nube y sobre esta protección con pigmento de oro y barniz se hizo un nuevo temple estofado; recreando lo que el imaginero realizó, dejando un testigo en la parte delantera de Los Ángeles, para que así se pueda distinguir entre lo nuevo y la parte original puesto que la pieza es una obra expositiva dentro del museo de la semana santa. Se debe distinguir siempre lo original de lo nuevo.

En el acabado se realizó toda la reintegración cromática tanto de las encarnaduras el manto y ciertas partes que presentaban lagunas y abrasiones. Todo este proceso se realizó con pigmentos puros y distintas técnicas, desde puntino, rigatino , tintas planas o veladuras, siempre con la intención de respetar al máximo el original y que la obra tuviera una buena lectura visual. Ya por último la pieza se le dio una última capa de un barniz protector.

En cuanto la pieza de orfebrería si ha sustituido la antigua aureola que llevaba por una de menor tamaño utilizando las estrellas de plata, realizando una restauración por los talleres de orfebrería David de Valencia de la aureola que tiene una semejanza con la antigua aureola de la imagen de José Puchol de 1791

Deja un comentario