Productos de limpieza que no se deben mezclar

Son tantos los productos de limpieza que encontramos en los estantes del supermercado o en internet, que a veces confundimos la verdadera aplicación o composición de cada uno y saber esto es muy importante para emplearlos correctamente. De esta forma evitaremos dañar superficies, prendas o incluso nuestra salud.
Debido a los elementos químicos que los forman, hay ciertos productos de limpieza que no se deben mezclar:

Lejía con amoníaco
Esta mezcla genera unos vapores muy tóxicos que pueden dañar nuestras vías respiratorias. Esta sustancia es altamente explosiva, por lo que se podrían producir fuegos espontáneos.

Lejía con alcohol en gel
Esta mezcla puede producir cloroformo y ácido muriático, lo que puede dañar nuestro sistema nervioso, hígado, ojos y piel.

Bicarbonato de sodio con vinagre
Mezclar estos dos productos resulta una sustancia muy explosiva, la cual puede ser muy peligrosa en lugares cerrados o con poca ventilación.

Vinagre y agua oxigenada
Esta puede irritar y dañar la piel, garganta, ojos, nariz y pulmones debido al ácido paracético que produce.

Lejía con vinagre
Genera gases muy tóxicos que pueden causar daños en los ojos y en los pulmones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: