Un estudio liderado desde Alicante demuestra que, al contrario de lo que se creía, el uso de suero intravenoso abundante en pacientes con pancreatitis puede ser perjudicial

Es el primer estudio realizado en la provincia de Alicante publicado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine. El estudio se ha llevado a cabo en 18 centros sanitarios de España, India, Italia y México y ha contado con la participación de 249 pacientes con pancreatitis.

Dr. Enrique de Madaria

Tal y como demuestra una investigación liderada por el doctor Enrique de Madaria, especialista del Servicio de Digestivo de Quirónsalud Alicante y Torrevieja, el uso de sueros intravenosos abundantes tras el ingreso no es recomendable, no previene complicaciones e incluso es perjudicial para los pacientes.

El ensayo WATERFALL, como se ha denominado a este estudio, ha sido publicado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine (NEJM) y sus resultados pueden cambiar el manejo clínico hasta ahora establecido para la pancreatitis aguda.

La pancreatitis aguda es una inflamación del páncreas, una glándula situada en la parte superior del abdomen. “La enfermedad”, explica el doctor de Madaria que además es presidente de la Asociación Española de Gastroenterología, “es una de las causas más frecuentes de ingreso hospitalario por enfermedad del aparato digestivo y se caracteriza por la aparición de vómitos y un intenso dolor abdominal”. Esta enfermedad como añade el especialista de Quirónsalud puede tener consecuencias graves “ya que dos de cada tres casos son leves, pero un tercio de los pacientes pueden sufrir complicaciones que afectan al propio páncreas o a otros órganos como el riñón o el pulmón”.
Hasta hace poco los expertos recomendaban un uso muy abundante de sueros intravenosos, conocidos popularmente como goteros, a los pacientes con pancreatitis durante las primeras horas de ingreso, ya que se pensaba que un aporte intensivo de líquido mejoraba el riego sanguíneo del páncreas y evitaba la aparición de complicaciones. “Gracias al ensayo clínico WATERFALL se demuestra ahora que esta recomendación no es adecuada, lo que puede cambiar una práctica que llevaba décadas generando debate clínico en el manejo de la pancreatitis”, declara el doctor de Madaria.

Conclusiones del ensayo WATERFALL
El estudio WATERFALL, impulsado por el Hospital Doctor Balmis de Alicante, se ha llevado a cabo en 18 centros sanitarios de España, India, Italia y México. El análisis de 249 pacientes con pancreatitis aguda ha permitido concluir que el uso de abundantes fluidos intravenosos en las primeras horas del ingreso aumenta el riesgo de complicaciones cardiopulmonares. El 21% de los pacientes necesitó que se parara la sueroterapia por sensación de ahogo, signos o pruebas de imagen compatibles con insuficiencia cardíaca por sobrecarga de líquido en el sistema cardiovascular. En cambio, un tratamiento más moderado con estos fluidos se asoció a solo un 6% de casos de sobrecarga cardiovascular. “En todo caso, se confirmó que la fluidoterapia abundante no previene otras complicaciones, tal y como se pensaba en el pasado”, afirma el doctor de Madaria.
El doctor Enrique de Madaria, investigador principal del estudio añade que: “Estamos muy orgullosos del compromiso de los 18 centros que han formado parte de WATERFALL. Llevamos estudiando la sueroterapia en pancreatitis aguda desde hace más de 10 años y esta investigación supone al fin clarificar definitivamente el papel de la sueroterapia agresiva, que debe ser abandonada”.
Ensayo WATERFALL, primer artículo publicado en The New England Journal of Medicine realizado en Alicante
El estudio WATERFALL se ha financiado con una ayuda del Ministerio de Ciencia e Innovación a través de la Acción Estratégica en Salud (AES) del ISCIII, junto con ayudas del ISABIAL -uno de los IIS acreditados por el ISCIII- y de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG). Supone el primer artículo médico original publicado en The New England Journal of Medicine, promovido por un centro de la provincia de Alicante (Hospital Dr. Balmis), y el octavo ensayo clínico en gastroenterología promovido por un centro español.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: