Un Hospital sin “malos humos”

El Departamento de Salud de Torrevieja promociona la salud evitando el tabaco entre sus empleados, dentro del Plan de Promoción de la Salud “+ Salud para el empleado”.

Presentación del Programa en el salón de actos

Presentación del Programa en el salón de actos

El Departamento de Salud de Torrevieja, gestionado por Ribera Salud y Asisa e integrado en la red pública de la Generalitat Valenciana, ha puesto en marcha el “Programa de Cesación Tabáquica”, dentro del Plan de Promoción de la Salud, “Más Salud para el empleado”, dirigido a todos los profesionales del Departamento que fumen y deseen dejarlo.
En este sentido, ha tenido lugar la primera charla informativa del programa, de la mano de Esther Pastor, facultativo de neumología del centro torrevejense. El objetivo de esta primera toma de contacto, que ha contado con la asistencia de más de 40 interesados, ha sido informar a los empleados acerca de las ventajas de dejar de fumar y concienciarles de la importancia de abandonar malos hábitos para prevenir enfermedades y llevar una vida sana.
Además, otro de los propósitos de la organización es que los profesionales sanitarios sirvan de ejemplo para sus pacientes. Todos aquellos que deseen unirse al programa, podrán hacerlo a través de una página web que habilitará la Dirección del Departamento y que ya se encuentra en funcionamiento.
Durante este mes, los empleados que hayan mostrado su interés por dejar de fumar, serán atendidos por profesionales del propio centro. El Departamento de Salud de Torrevieja se hará cargo del coste del tratamiento farmacológico, siempre que el empleado demuestre, pasado un tiempo, que ha cumplido su promesa de dejar de fumar. El proceso de deshabituación tabáquica consistirá en el asesoramiento médico y posterior seguimiento sanitario. Además, llevarán a cabo un seguimiento final a los 12 y 24 meses después del tratamiento. El abandono del tabaco se valorará mediante cooximetría, una intervención terapéutica multicomponente de deshabituación tabáquica en grupo, con carácter estructurado, composición cerrada y duración limitada.
El objetivo general del tratamiento psicológico es que se logre abandonar el hábito de fumar de manera progresiva, mediante la reducción gradual de la ingestión de nicotina y alquitrán, así como que el paciente desarrolle habilidades para el afrontamiento de las recaídas.
Actualmente, el tabaquismo constituye un problema de Salud Pública de tal relevancia que, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera como una de las más graves amenazas para la Salud Mundial. Por ello, cada día más, constituye una de las prioridades más importantes en la actividad asistencial de los profesionales sanitarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: