Un niño de 10 años fallece en extrañas circunstancias

Momento en que la funeraria retira el cadáver

Ayer sobre las diez de la mañana,  y  se comenzaron  a escuchar gritos y golpes en  uno de los pisos del número 187 de la calle Ramón Gallud de Torrevieja. El alboroto estaba más que justificado en el interior de una vivienda de la cuarta planta,  que dentro yacía muerto un niño de diez años de edad. Personal sanitario se trasladó con urgencia en una ambulancia hasta el domicilio del menor, de nacionalidad colombiana, que nada pudieron hacer por el pequeño. Solo certificar la defunción y a ceder el testigo a los forenses y el resto de miembros de la comisión judicial. Varias dotaciones de la Guardia Civil de Torrevieja, incluídos miembros de la Policía Judicial del acuartelamiento, se personaron también en la casa del chiquillo. De inmediato, se abrió una investigación para intentar esclarecer las causas de su muerte. De las primeras averiguaciones, se desprende que el crío fue encontrado muerto por unos familiares en el cuarto de baño. Nada más se podrá saber hasta que hoy mismo, según está previsto, se practique la autopsia. El examen forense determinará las causas exactas del fallecimiento. Los responsables del caso, según ha trascendido, consideran que no ha habido ninguna circunstancia violenta en este triste suceso. No obstante, como marca la norma de todo buen investigador que se precie, no se extraerán conclusiones definitivas hasta que tengan sobre su mesa el informe elaborado por el Instituto de Medicina Legal.

F.Reyes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: